Crónicas desde Pandora. Participación en Torneo de Atapuerca

Esta crisis me tiene harto. Desde que estamos en esta situación, por ahorrar polvo de platino iridiado, los shuttles entre la Tierra y Pandora tardan hasta una semana. Es indignante.

Os envío una breve crónica del partido de hace nada menos que una semana terrestre.

El viernes 21, día de entrenamiento previo al partido, nos recibió con una escandalosa tormenta. Una intensidad climática que debía aplicarse al día siguiente al juego de los partidos del Torneo de Atapuerca.

El Sábado 22, siguiendo la convocatoria oficial, en torno a las 5, los viejos dragone fuimos apareciendo poco a poco en las inmediaciones de los campos de industriales.

Nos recibió un partido Senior División de Honor B – CAU vs Industriales. Un buen espectáculo. Un partido disputado, que en las postrimerías del encuentro se acabó decantando en favor de los locales.

Ver esa intensidad debía servirnos de inspiración y ejemplo (Descontando unos 15 kilos de masa muscular y añadiendo unos 30 menos fibrosos).

Tras recluirnos en nuestro vestuario, y enfundarnos nuestro uniforme de combate, Uru, que iba a asumir un role que le encanta, head coach in pectore, definió las alineaciones y gestionaría las sustituciones. Porras delegaba ese role, … para disfrutar de estar activo en el terreno de juego.

Salimos al campo, que a pesar de ser de césped artificial, era como una alfombra.

Empezamos un concienzudo calentamiento liderado por Paco. Nuestros músculos enquilosados tras un largo período estival necesitaban una puesta al punto. El tratamiento intensivo de Villegas la noche anterior, previo al chaparrón, no podía quedar en el aire.

Algún viejo dragón, medio bromeando medio sacando lo más interno, soltaba en a mitad de calentamiento que necesitaba ya un cambio.

Íbamos a iniciar nuestra participación en el torneo contra los anfitriones. Industriales, un equipo que según me comento algún dragón al final del torneo es un equipo de integración, contando en sus filas un par de jugadores de características especiales. Les ennoblece. Aunque tengo que confesar que o debieron participar de forma muy puntual y no coincidimos o me pasó por alto. A mí todos me parecieron especiales. Especialmente entregados, tenaces y en ocasiones correosos.

Industriales vs XV Hortaleza

El partido iba a dar comienzo en unos instantes. Los dragones siguiendo su ritual formaron un corro armado por brazos entrelazados que transmitían a todos los integrantes de esta escuadra añejil la tensión y firmeza de nuestra apuesta. Nuestras miradas a la cara de nuestros hermanos de guerra reflejaban la conjura, el compromiso, la confianza de saber que los apoyos, protecciones, coberturas iban a estar ahí, en todo momento, anticipándose a cualquier necesidad. Unas miradas pétreas, profundas, serias, … como el momento exigía.

Oíamos en off las palabras de nuestros capitanes Paco y Uru, palabras de ánimo arengándonos a dejarnos la piel. Palabras recalcadas por nuestro capitán emérito Villegas y por los pseudocapitanes con galones ganados a pulso Begines y Oscar. La visión de juego, los apoyos, la entrega, … no tenía que desviar nuestro principal propósito. Divertirnos y disfrutar del partido. Recalcar que nuestro sello identitario, además de juego serio es nuestra forma de disfrutar, … dándolo todo. Esas arengas complementaron nuestro calentamiento físico con prepararnos mentalmente para el partido.

“Vamos a disfrutar, pero sacamos nosotros, y el primer balón es nuestro !!!! “

Y así fue. La patada de saque de Villegas fue recepcionado de forma defectuosa por la delantera de Indus y un servidor tras un paseo a paso ligero se hizo con el balón, avanzó un par de metros para ser detenido por una férrea delantera, la llegada de los viejos dragones salvó la posesión, pero no fue gratuito. No habiéndose cumplido el primer minuto el choque se cobró la primera baja. Candiman que no sabe de medias tintas, entrando con todo, se dejó el hombro. Éste fue recolocado por un integrante del equipo rival, … pero acabó con la participación de Vicente en el torneo (Pedro el Maño llevó al centro sanitario a su compañero de batallas, cuentan que cuando Vicente llegó al hospital la doctora se tronchó de risa al ver que alguien le había hecho el trabajo).

El incidente no sacó del partido a los dragones. La concentración se visualizó en una formación muy seria y férrea. Los primeros 5 minutos se disputaron en terreno de Indus. Ambas delanteras se tanteaban. La de Indus, muy bregada, trabajada y jugando quizás con un plus de intensidad no podía zafarse de la delantera del XV. Los viejos dragones también intentaron juego de delantera. Las chispas y tensión hicieron que algún placaje fuera de tiempo, contrarucks de industriales (seguramente porque alguno juegue en senior y no tenga interiorizadas normas de veteranos), …

El partido se jugaba en campo de industriales. Sólo consiguieron avanzar a base de percutir y percutir a nuestra delantera, metro a metro, ruck a ruck.

La lluvia dificultaba los pases a la línea…. La de industriales.

Cuando el XV empezó a abrir la línea, el juego empezó a carburar. Marcos pasa a Villegas, Villegas a Nenuco … que no pudo evitar que el balón se resbalara.

Juego continuo sin grandes trabas, … En un golpe de castigo, Indus puso el balón en zona de 22, un servidor recogió el balón y al ir a avanzar y encontrarse una maraña de gente, hizo suyas las consignas de Gabi cuando entrena a sub 10, buscar el desierto, no el bosque (pero si está jarreando, que desierto ni que gaitas). Al corregir la carrera a medio campo, un intento de pase a Danix se perdió en avant… el balón mojado era como una anguila. En esa melé, Marcos abrió a la línea, que hizo correr el balón de forma ágil y rápida. Marcos, Villegas, Paco, Nenuco, Borrascas, Avatar….  Quien cogiendo una curva de hockey stick, se fue por velocidad de las hordas industriales. En su fase final, en zona de 22 tenía que hacer pase obligatorio. A su derecha estaba Borrascas esperando recepcionar el balón, pero fue interceptado con un placaje sin balón y sin justificación alguna. A su izquierda Dani Patas aparecía jadeando y con la lengua fuera presto a culminar la jugada. Avatar le dio el balón en la mano en zona de in goal, para que Dani posara a placer e inaugurara el marcador.

Uru, siendo consicente de que era el primer torneo de la temporada y que la mayoría de dragones aún arrastramos los escesos veraniegos, que iba a ser un torneo largo y que ibamos con efectivos suficientes, empezó a dar rotación al banquillo, aportando más energía, vitalidad y brío. Jackson, Marcos, Caturla, entre otros iban entrando en diferentes compases del partido, … todos con un nivel de concentración que hiciera que los cambios no hicieran más que incrementar si cabe la intensidad del XV.

El juego de Industriales se volvió aún más rocoso, muy marcado por el papel de la delantera que se entregaban con mucho oficio e intensidad. El juego se disputaba con intentos de ruptura de línea de delantera, rucks y sobretodo mauls. La intensidad roceña estaba a la altura de su fama. La interpretación laxa de la intensidad por parte del árbrito, especialmente en los contra rucks, hizo que los de Industriales se encontraran más comodos en su juego rocoso. Dieron cuenta de ello algunos de nuestros colosos delanteros, que aguantaban sus embestidas con igual entrega. Valga como dato de intensidad que grandes pilares de nuestra delantera acababan más en el suelo que de costumbre precio a pagar para que su delantera no consiguiera avanzar, como Juancho, Cabanillas o Fer López. Valga como dato de entrega las reacciones de algunos de nuestros delanteros ante las embestidas sobre sus compañeros que acabaron con algún improperio en vernácula con cuño de amantes del fair play como Quesito, Ayerdi o el siempre sosegado Begines que no juraban en arameo no cuando habían contrarucks ilegítimos sino cuando veían a los roceños pisar a algún dragón derribado, o soltar algún codo fuera de lugar, como los que se comió Villegas. Esos puntales hacían intentaban que nuestros delanteros más rápidos además de hacer coberturas a la línea, intentaran provocar alguna rotura de línea, Jerome Joseba o Andrés percutían contra sus líneas, buscando romper su posición, en uno de esos lances, Fer Lopez consiguió hacerse hueco y avanzar unos cuantos metros antes de ser nuevamente parado,… en esos lances se reivindicaba un novato en las filas del XV, Don Pedro. Hizo una demostración de coraje en su partido inaugural. Sí señor. Un buen refuerzo a nuestra delantera.

Habíamos entrado en el juego de Industriales, juego de delantera. Nuestros medios melés ora Oscar, ora Quesito decidieron dar la vuelta al estilo y empezar a abrir el juego a las bandas. Las primeras acciones de apertura de juego a la línea se tornaban en avances de la línea de confrontación. Era una muy buena señal de que el cambio de juego tenía su efecto.

En un lance del partido, estando en zona derecha de ataque añejil entre línea de 40 y 22, el árbrito resolvió balón injugable señalando melé para negros. Peti marcaba consigna a JJ. 3 !!!!  Consigna de jugar por el cerrado. Jugada muy efectiva en senior si provocas rotaciones en la melé y haciendo un pick and go puedes romper línea por el cerrado, en vetaranos sin empujar la melé, puede perder efectividad. La sincronización fue precisa, Oscar fijó a su medio, JJ que llevaba varios días centrando su atención en los entrenamientos en el cálculo de momento y velocidad para la ruptura, entró con la energía para romper la defensa de su cerrado, superando su línea sobre línea de 22. Tenía que hacer el último pase antes de posar. Apareció de nuevo Dani el patas, un tercera con vocación de 3/4 para recibir en línea de 5 y volver a posar.

La maquinaria estaba funcionando.

Seguían las rotaciones en las filas del XV, entrando viejos dragones para quienes no pasan los años, y quizás suplen vigor que tuvieron hace tan sólo unas déadas antes, por arte, estilo, técnica y saber hacer, derramando gotas destiladas de calidad excelsa, Santi, Elías, Porras, …

En la segunda parte, el esquema de juego fue muy similar, los Añejos seguían defendiendo las acometidas del juego de delantera, una delantera roceña que superaba con creces en Kilos, muchos de sus integrantes en tablas en estas lides, y como equipo muchas horas de juego conjuntado. En cualquier caso, no conseguían avanzar en esas zonas. Nuestros veteranos más curtidos también demostraban oficio, y con movimientos taimados y precisión quirúrgica rompián en ocasiones sus defensas. En algún momento, la delantera de los viejos dragones consiguió alinear las condiciones para montar un extraordinario maul con el que avanzaron nada menos que 30 metros metiendo a industriales en su campo. En cualquier caso, los Añejos conscientes que su juego podía desbordar a Industriales jugando a la mano, siguieron abriendo. Jacson que había sustituido a Borrascas como zaguero, hizo una de las suyas a las que nos tiene extraordinariamente mal acostumbrados, rompiendo la línea rival por velocidad, técnica y fuerza (qué lujo contar en nuestras filas a uno que podría estar jugando en primer equipo senior en División de Honor B). Rompió la lína por banda derecha pasando a JJ que aparecía como un tren de mercancías entre línea de 5 y banda para llegando a la zona de in goal, posar a placer y dejar en el marcador un 3-0.

El marcador lejos de relajar la entrega, hacía que ambos equipos quisieran concluir el partido dejando su mejor versión. Esa intensidad hacía los Industriales quisieran no dejar a cero el marcador en este partido su torneo. En las filas del XV, las ganas de seguir avanzando eran palpables, … jugando al límite del reglamento, no por contundencia, sí por avanzar cada vez más rápido. Esas actitud y la fina pero constante lluvia hizo que algún balón se resbalara o algún pase acabara en avant, incluso a dragones tan curtidos como el bueno de Borrascas … Nadie quisería bajar la intensidad, nadie quería perderse un minuto. Sirva como ejemplo que un servidor reventó literalmente una bota, y tras jugar un par de minutos con el pie al aire, tuvo que pedir cambio para intentar “embalarse” la bota con esparadrapo y si podia volver al terreno hacerlo de inmediato. Igual que David, en el partido se le salió el hombro en dos ocasiones. Se lo recolocó de forma discreta intentando que en el banquillo no se percatara de su lesión para seguir en el terreno de juego. Daba igual quien estuviera en el terreno, la concentración y entrega estaba garantizada.

En las postermerías del partido, en una jugada de ataque del XV, los dragones siguieron apostando por el juego de la línea, abrieron a la derecha, de forma sorpresiva el balón pasó por todas la posiciones de la línea hasta llegar ya en zona de 22 al ala, ocupada por Jorg. Jorg siguiendo los consejos de nuestro sabio capitán emérito se escoró a la banda para alargar el campo, … y llegar a in goal para posar. El ansia y las ganas hicieron que Jorg no se diera cuenta que en su intención de apurar el campo había pisado la línea de cal.

La recompensa no había sido en forma de ensayo pero sí en el desmarque y en la entrega.

Tras esta jugada el partido concluyó sin mucho más a mencionar.

Un gran partido contra un equipo anfitrión aguerrido, muy trabajado, pero siendo justo también es de mencionar que contando en sus botas con 40 minutos de su partido anterior ante Fuencarral. Los del XV habían jugado muy serios en defensa muy acertados en punto de encuentro y desplegando el juego a la línea para romper sus filas. El partido se jugó durante muchas fases de juego en campo de Industriales, conteniendo sus fuerzas lejos de la zona de peligo añejil. Un extraordinario partido de inicio de temporada.

Concluimos exultantes, … cayendo en la autcomplacencia que nos pasaría factura en nuestro siguiente encuentro.

Las lesiones (menores) y algún compromiso familiar, mermó las filas del XV, reduciendo los recambios. El banquillo había quedado reducido a pocas piezas, especialmente en la línea.

Diez minutos de descanso antes de empezar el siguiente partido, nos dieron el aliento para reemprender el torneo. El siguiente duelo, Fuencarral. Un equipo con el que en varias ocasiones, hemos tenido ocasión de compartir buenos ratos en el terreno de juego.

Un equipo que se ha consolidado y crecido mucho en muy poco tiempo. Cuentas los mentideros veteranos que ya cuentan con más de 40 en sus filas. Os confesaré que su centro de operaciones está junto al piso franco que uso en mis visitas a este planeta, y cuando les veo entrenar no superan la veintena. Lo cual no hace más que engrandecer su crecimiento, con poco entrenamiento han crecido mucho en efectivos, en equilibrio y balance de equipo (y que algunos de sus miembros están más cerca de los 35 que de los 55), lo que se ve en la calidad de su juego.

Las arengas previas al partido estuvieron centradas en recalcar lo bueno del partido anterior y en la transmisión de seguir en la misma línea.

Fuencarral vs Añejos XV Hortaleza

Empezó el partido, con los viejos dragones intentando dar continuidad al estilo y juego del partido anterior. Tardamos muy poco en darnos cuenta que el equipo de Fuencarral era más equilibrado que Industriales. El alterne de su juego de delantera con la línea era ágil y muy bien coordinado.

Ambos equipos habían salido muy concentrados y serios en sus planteamientos.

La inercia del partido concluido hizo que los dragones empujaran a fuencarralinos a su área, …  Su férrea defensa no permitíó que los avances fueran fructíferos. Sus acometidas compaginando juego de delantera y línea se vieron muy efectivas en el avance de metros.  Ambas fuerzas se tanteaban y probaban con energía e intensidad. Ambas fuerzas empujaban al equipo contrario enmarcando el desarrollo del partido entre ambos campos, entre líneas de 22.

La coordinación de su delantera y línea cogió desconcentrado al equipo añejil que seguía con un chip contención del partido de industriales, centrado en delantera.

Fuencarral bien de forma fortuita, bien por observación, fue consciente que teníamos el eslabón delantera y línea poco engrasada. De forma inexplicable buena parte de los dragones había entrado en una inercia de juego que les había sacado de la concentración de la que habían hecho gala hasta el momento.

En una jugada de ataque de Fuencarral, su apertura se la pasó en corto a su primer centro que rompió nuestra línea que en ningún caso era una línea recta. Rompió sin gran oposición, su avance hacia línea de marca fue acompañado por otros fuencarralinos que pese a la oposición añejil pasaron cómodamente antes de ensayar. Inauguraron el marcador poniéndose por delante Fuencarral 1 Añejos XV 0.

Esa rotura lejos de espolear a los dragones les dejó desconcentrados. Las palabras de ánimo y concentación no calaron en la psique añejil.

La dinámica de juego se repitió a los pocos minutos. Una nueva acometida de Fuencarral volvió a romper la línea del XV. Una combinación de apertura, primer centro, segundo centro y de nuevo primer centro, descolocó la línea defensiva añejil haciéndola vulnerable a la percusión del de Fuencarral que rompió nuevamente la línea defensiva. Se había repetido el escenario.

Los añejos se encontraban desconcertados, Paco, nuestro capitán y estando presente en el eslabón que se rompía, refunfuñaba entre dientes, autoinculpándose a si mismo de un fallo de equipo.

Una tercera acometida fuencarrelí tuvo el mismo resultado. Fuencarral había encontrado una veta y la había sabido explotar. Tres jugadas muy similares. Tres jugadas de rotura de línea en punto de encuentro. Tres jugadas que habían acabo en ensayo.

A pesar del varapalo, los añejos aguantaron el marcador hasta mitad de tiempo.

Para comidilla de muchos, Quique pateó en 22. Omito comentario. El lector juzgará ese acto.

En los escasos minutos entre primer y segundo tiempo, Paco como capitán reclamó concentración y entrega, autoinculpándose de forma injusta, de errores colectivos. Óscar en un arrebato nos deleitó con la dulcura que le caracteriza “… si es que no se os puede reglarar los oídos, se os dice que habéis jugado bien y caéis en la autocomplacencia….”

Arrancó la segunda parte. Hubo cambio de campo. Hubo cambio en las camisetas de Fuencarral. Hubo cambio en las posiciones del XV.

Quedaba por ver si había habido también cambio en la concentración añejil.

Los de Fuencarral, para evitar confusión con el árbito, dieron la vuelta a su camiseta reversible luciendo color azul ahora, intentaron replicar la dinámica del primer tiempo.

Se encontraron un cambio en los añejos. Danix Villegas, cambió su posición de 3ª a 1er centro. Su férreo juego hizo infranqueable ese eslabón. El haber estado curtido en mil batallas de delantera extendió la fortaleza a esa parte de línea.

Oscar Peti se puso en modo director de orquesta de la delantera, coordinando sus movimientos.

El equipo se volvió más sólido. El juego más concentrado. Cada uno de los añejos más metidos en su papel.

Ese juego de contención se vio complementado con aperturas a la línea que estiraban el campo y hacía que sus tres cuartos tuvieran que emplearse con igual de intensidad. Como testigo en primera persona puedo comentar una escapada por banda izquierda en la que me sacaron del campo 3 fuencarralinos placaje alto mediante. Jugada que el árbitro pitó como touche favorable a Fuencarral.

La banda izquierda tenía un único dueño y JJ como ala voló hasta romper la línea y posar en in goal.

Se notaban los ajustes. La maquinaria se volvía a engranar.

La mejora del juego y el primer ensayo dió alas a los dragones. La delantera plagada de gente con oficio, Andrés, Elías, Porras, Ayerdi, … hacía mella en la de Fuencarral. Maul, tras maul las líneas avanzaban. En una jugada puntual, a base de la intensidad de juego vertical, Andrés posó un no ensayo, al haber un fuencarralino puesto su brazo entre el balón y el suelo. El árbitro pitó melé.

Los dragones se venían arriba. Los de Fuencarral los contenían, … hasta que JJ volvió a romper la línea tras pase de Oscar a salida de melé a escasos minutos antes de final del partido. El marcador se ponía 3 a 2.

Los jugadores de Fuencarral, acabaron pidiendo el tiempo y la conclusión del lance. Que el árbrito acabó concediendo.

Fue un partido con dos partes muy igualadas contra un equipo que había crecido de forma muy relevante. Un equipo con unas posiciones muy equilibradas. Una parte en la que Fuencarral aprovechó una debilidad añeja. Una parte en la que los añejos recompusieron filas y mejoraron su juego. El regusto final, que con 5 minutos más igualábamos el partido.

El tercer tiempo como siempre estuvo fenomenal. Industriales nos deleitó con un arroz negro y una paella que junto con la cerveza fueron de lo más reconfortante. Gabi que había venido a animar se deshizo en generosidad asisitiendo a sus compañeros, aguantando el plato de viandas para consumo de todos.

Este humilde cronista recabó opiniones y anécdotas y acabó con un buen repertorio de “Buffff..”, “… no me acuerdo…”, ” … Fer hizo una buen jugada, no sé que hizo, pero hizo una buena…. “, … notas que guardé como oro en paño para componer la crónica.

En esta ocasión hubo poco cántico, centrados en bautizar al nuevo coloso de la delantera. Pedro.

Y tras un extraordinario intercambio de anécdotas me recogía para hacer el equipaje antes de ir a coger el shuttel para Pandora … que se antojaba que iba a ser más lento de lo habitual.

También te puede interesar...

Estos son los dragones seniors convocados a equipos rojo y negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma