Crónicas desde Pandora: Torneo de Inauguración de Viso de San Juan RC

El refranero popular de Pandora es muy rico en aforismos y los viejos del lugar dicen que “las grandes aventuras se inician con grandes gestas”. Ésta que os voy a narrar fue una grandiosa gesta con la que Los Añejos del XV Hortaleza
inauguraron el año terrestre de 2019. La gran gesta de participar, disfrutar y dar lo mejor de sí, en la inauguración del “Viso Rugby Club”, un club que inaugura nuestro Little John, un club del que estamos seguros disfrutará de grandes y épicas aventuras. La gesta que se vivió el pasado 19 de Enero, será recordada en años venideros, no por la entrega, coraje y gentileza de los participantes en un épico cuadrangular, sino por ser el inicio de un club llamado a vivir grandes aventuras con grandes hazañas.

Sabiendo que no voy a ser justo relator de lo que allí aconteció, os a dejar testimonio de la visión distorsionada de un pandoriense de pura cepa. Eso sí, en esta ocasión conté con la inigualable e inestimable colaboración de dos
extraordinarios reporteros de guerra que fueron testigos de lo que allí pasó, desde la posición privilegiada que ofrece la gradería del campo de juego (Dani “Piernas Largas” y Ángel “Geppeto”), me disculparán que tergiverse su testimonio.

Recibí la noticia de que tal gesta iba a tener lugar, al montar a mi dragón volador tras un partido de 7 en la playas de Pandora, … al conectarme a él, me hizo llegar que los viejos dragones de XV de Hortaleza iban participar en el torneo de inauguración de la fundación del Viso Rugby Club. Una llamada difícil de ignorar, por muchos motivos, el insigne reto de participar en esa gesta, el apoyar a nuestro Litle John, el medirnos nuevamente a viejos amigos “Sotosaurios” y “Torrelodones”, además de los locales “Visigordos”.

Como es habitual nos congregamos en el Hortal en el entrenamiento previo al partido la noche del viernes día 18. Teníamos que seguir trabajando la puesta a punto de parón navideño, seguir trabajando las coordinaciones y transiciones en la delantera y en la línea, seguir trabajando nuestro juego. Esa noche empezamos a catar las condiciones en las que íbamos a jugar al día siguiente. Unos gélidos 4ºC (en esa parte de la Tierra miden la temperatura sobre el nivel de congelación del agua… ¿y porqué no lo medirán sobre la temperatura que se está a gusto!!!!??? Para mí hacía -17º, en fin, extravagancias de esta tierra) que nos hacían mantener la tensión y nos pedían movimiento.

El Sábado 19 de Enero amaneció gris y frío, no mejoró a medida que pasaban las horas… en torno a las 16h, fuimos arribando a El Viso de San Juan, en medio de la estepa toledana, que nos recibió con una gélida temperatura y una lluvia constante que no nos abandonaría en toda la tarde, que poco faltó para caer en forma de nieve. Unas fantásticas condiciones para jugar con el oval. Me sorprendió ver en los aledaños del campo, un grupo de perdices, que me hizo ser muy consciente que estábamos en un entorno 100% natural (… la fauna de esta tierra es muy curiosa, son seres pequeñitos y asustadizos …).

Poco a poco el vestuario se fue llenando de Añejos que se unieron en hueste para medirse a las hordas de este torneo. Paco, Julien, Crespo, Juantxo, P@pi, Santi, Jerome, Asterix, Ayerdi, Batuta, Pedro Andresen, Califa, Begines, Uru, Ñigo, Joseba, Wally, David, Marabunta, Camilo, Villegas, Candy Man, Borrascas, el que suscribe Avatar y cómo no, nuestro head coach “Porras”. Pero no estábamos solos. Se habían unido al grupo, con una muestra de compromiso sin igual, Mito, Pedro, Gabi, Dani, Geppeto, a pesar de estar lesionados, se acercaron a apoyar al equipo. La distensión, las bromas (las insaciables ganas de P@pi por lucir camisetas ajenas) y saludos inicial se fueron calmando y convirtiendo en concentración, el torneo había empezado, allí, en el vestuario. Algunos trataron sus cuerpos ya no tan lozanos con linimentos, grasa de caballo, o vaselina, otros aplicaban vendajes y cintas compresivas para evitar recaídas en viejas lesiones, otros templamos nuestros cuerpos con una pócima de 40º que en esta ocasión trajo Joseba, los más nos enfundamos con camisetas térmicas para sobrepasar las gélidas temperaturas, … todos nos pusimos como único yelmo y armadura la camiseta con nuestros colores, sin más coraza que el escudo del XV del Hortal.

Los olores a linimentos y brebajes, el tacto del oval que iba circulando, las palabras siempre instructivas del head coach Porras y las menos sensatas de nuestros capitanes Paco y Uru arengándonos, nos metían aún más en el torneo…. Salíamos a calentar 30 min antes del primer y determinante partido. Nos íbamos a encontrar en frente a los “Sotosaurios” un plato fuerte para empezar el torneo. Salimos a calentar a los pocos instantes, cuando iba a dar comienzo el torneo en partido entre El Viso y Torrelodones, celebramos un emotivo minuto de silencio en memoria de Miriam Vallejo, miembro del equipo de protección civil, reciente y fatalmente asaltada a sus 25 años. Nuestras más sentidas condolencias, apoyo y cariño para su familia y compañeros de protección civil cuyo servicio de ambulancia dio cobertura al torneo. Triste y sentido acto de homenaje que acompañó la festividad.

Mientras se celebraba el partido inaugural, los viejos dragones calentábamos y estirábamos nuestros cuerpos atenazados por el frío. La concentración iba en aumento, nuestros cuerpos empezaban a estar al nivel de preparación de nuestra psique. Esa concentración y actitud, siempre acompañada del estilo y ambiente siempre jovial y alegre que acompaña al XV. Uru, Villegas, Ñigo lideraban diferentes fases del calentamiento físico, estiramientos, jugadas, … nuestra participación en el torneo era inminente.

Tras juntarnos todos en una piña y conjurarnos oportunamente, los que tuvimos el honor de salir en primera instancia nos distribuimos en el terreno de juego. Daba comienzo nuestro primer partido.

SOTO VS XV HORTALEZA

Empezó un partido en el que los dos equipos, viejos conocidos, empezaron a tantearse con intensidad. Ambos tenían claro lo importante que eran los primeros lances, los primeros placajes, las primeras acciones. Los dos equipos muy concentrados, muy sólidos y férreos en defensa. Contundentes pero muy respetuosos en los placajes. En los primeros minutos Soto apretó y ganó posición en el terreno, el XV aguantó el envite, frenó el empuje de Sotosaurios. Poco a poco los viejos Dragones fueron metiendo el juego en terreno de los saurios. A pesar de una importante diferencia de peso de la delantera en favor de Soto (su delantera debía superar en más de 100Kg la nuestra), y contraviniendo unas directrices muy claras, la delantera del hortal se empeñó en intentar romper, jugando al negro, en lugar de abrir y jugar a la mano en la línea. A duras penas llegaba el balón a la línea, la maquinaria de ataque no acababa de estar todo lo engrasada que se deseaba, la conexión medio melé, apertura, centros no fluía, el balón mojado provocaba imprecisiones en el pase, quizás demasiado separados para pases precisos en un día de lluvia. En cualquier caso, la entrega, concentración y tenacidad se veían en cada jugada.

Esta tenacidad y concentración se veía en unas touches que el XV ganaba pese al oficio de Soto, la combinación de Juantxo con P@pi y Joseba funcionaba, una entrega que se veía en alguna ocasión de ensayo que no acababa de
materializarse.

Era un partido trabado, sin dueño claro, en el que las defensas eran protagonistas. Las dos defensas tanto de delantera como de la línea estuvieron muy sólidas y contundentes, frenando con placajes a un rival con hambre de ensayo. En nuestro caso los placajes no siempre fueron tan bajos como pide nuestro antiguo capitán, Villega, pero en muchos casos fueron compensados entrando de dos en dos. La intensidad de la defensa no era gratuita, las contusiones y golpes empezaban a hacer mella en alguno de nuestros aguerridos dragones, Santi se dejó la clavícula y
P@pi el dedo (creo que corazón… ahora irá haciendo peinetas con el dedo entablillado allá donde vaya). El Hortal pudo mantener buena parte del partido a los 30 jugadores entre medio campo y línea de 22 de Soto. Los extremos de la línea participaron de forma muy intensa en la defensa, abortando las incursiones de Soto.

A destacar muchas jugadas. Por parte de Soto una escapada de Dani Villegas por su banda izquierda que fue interceptada encima de línea de 22, pero que Dani Villegas pese a tener agarrado brazo izquierdo (las pruebas fotográficas delatan mi poca ortodoxia frenando al rival), hizo un espectacular pase a la remanguillé (pase atrás con una sola mano) habilitando a su ala, que a pesar de todo fue abortado por la defensa añeja.

Igualmente destacable la incursión de un centro de Soto que rompió la línea desde más allá de medio campo y salió lanzado. Salieron desde los extremos los correcaminos del XV, Borrascas, Uru y un servidor, no para placarle, pero sí para impedir el obligado paso en 22. No hubo pantalla, no se impidió el avance de ningún jugador sin balón pero la presión fue suficiente para abortar esa incursión.

Por el lado del XV, a destacar varias cosas, dos entradas de delanteros que rompieron parcialmente su defensa y avanzaron entre 15 y 20 metros, por cortesía de Marabunta y Vicente. Una espectacular bailarina de Pedro Andersen con la que se zafó de un defensa antes de caer placado por la espalda en el siguiente lance. Y una notable escapada de Camilo. Estando en 22, Soto pateó el balón para despejar la jugada, Camilo recogió y subió por banda izquierda recuperando todo el terreno que Soto había ganado con su pateo. Fue placado, Avatar recogió el oval,
avanzó 5 metros antes de chocar con una pared de saurios, Califa pedía el balón, y Avatar, calculando mal las distancias le hizo estampó el balón en la nariz… , perdiendo una maravillosa oportunidad para romper las tablas.

El partido no dio para más, el partido concluyó con un 0 a 0 … Habíamos conseguido parar los pies a unos siempre aguerridos Sotosaurios.

Tras un merecido descanso mientras jugaba Soto y Viso, empezamos a calentar, el tiempo nos dejaba los cuerpos destemplados. La coordinación de horarios había sufrido un pequeño desajuste, y el rato que los servicios de ambulancia de protección civil que nos daba cobertura, tenía caducidad. Para evitar que hubiera ningún partido sin cobertura, la organización decidió acortar los partidos. Iban a ser más intensos, e iban a requerir más concentración.

Partido XV vs Torrelodones

En esta ocasión los dragones se enfrentaban a un Torre justo de efectivos, con un banquillo que les permitía pocas rotaciones. Por parte de Añejos salieron al terreno de juego aquellos que habían guardado sus fuerzas en el primer encuentro.

Salieron enchufadísimos.El nivel de concentración tuvo sus frutos en una clara superioridad por el equipo del
Dragón. Empezaron los Añejos con su habitual juego de delantera de percusión contraviniendo todas las conjuras de jugar a la mano y aprovechar la velocidad de la línea. Tras varios intentos de ruptura por parte de la delantera se produjo el milagro, se abrió el juego a las líneas y éste empezó a lucir y cuajar. Se tradujo en una escapada de Camilo que abriendo hueco en banda derecha habilitó a Califa que iba a rebufo que posó abriendo el marcador.

Torrelodones empezó a apretar haciendo gala de su juego intenso. Pero tanto la delantera como la línea no bajó la guardia, con placajes repetidos en todas las posiciones desde las bandas cubiertas por Asterix y Wally hasta la delantera Pedro, David, Jerome, empujados por los más curtidos Begines, Crespo y Ayerdi plantaron
una infranqueable línea defensiva.

Pero Añejos no bajó la intensidad, en ataque por banda derecha, se abrió nuevamente el juego, jugando a la mano. Borrascas abrió brecha entre líneas defensivas, ágilmente sorteando rivales cual chaval de 27 castañas (en cada pata), obligado por nobleza y por normas de veteranos, cedió el oval a Uru para que ensayara ya en zona de marca. Uru que ese día debió confundir el magnesio antideslizante con algún producto lubricante, vio como el balón se escapaba de sus manos como una anguila… Avant. Los murmullos en la banda solo los superó los del campo.

El partido no bajó intensidad, y en una nueva incursión de Borrascas (qué tío!!!!) volvió a romper la línea defensiva pasando en 22 a Jason que a placer posó haciendo que subiera el segundo ensayo al marcador. En las postrerías de partido, en una nueva apertura a la línea el lubricante de Uru volvió a jugarle otra mala pasada para regodeo de propios y extraños. El partido concluyó con un 2-0 en favor de los dragones.

Nuevamente un breve descanso antes del calentamiento para el partido final, contra los anfitriones. El día, a pesar de la dura climatología estaba siendo estupendo. El calentamiento, como es habitual estuvo protagonizado por la alegría
e intensidad, … siempre enmarcado por una gran concentración. Partido vs Viso.

Empezó el último partido del torneo. Jugábamos contra los locales, los Visigordos.

Entramos con novedades en algunas posiciones, Paco jugando en la delantera (lo más recomendable para quien tiene serios problemas de cervicales), Avatar de 2º centro, Julien de ala, Camilo de zaguero … La apuesta funcionó perfectamente Fue un partido marcado por la entrega y el apoyo en todas las líneas. Gran compenetración en la defensa, en la que muchos placajes se hicieron participando de dos en dos. Gran compenetración y apoyo en defensa y en ataque. El engrase entre delantera, medio melé apertura y línea funcionó como suele trabajarse en los entrenamientos y no siempre se pone en práctica en los partidos.

En una jugada de defensiva de Visigordos, patearon desde 22. El balón cruzó más de medio campo, llegando casi a nuestra línea de 22, retrocedimos para cubrir el avance de Viso todo lo rápido que nuestros añejos cuerpos nos permitieron. Ese retroceso, nos permitió ver la maestría de Julien recogiendo el balón, con templanza y firmeza y avanzar rápidamente en banda izquierda. Al ser interceptado, cedió el balón a Camilo que con su hercúleo cuerpo rompió la línea de Visigordos hasta ser parado, cedió a Ñigo que siguió avanzando con una entrega brutal hasta ser detenido por nuestros anfitriones. Cuando pararon su avance, ya en zona de 22, pasó a Pedro Andersen que avanzó zafándose de sus defensores para posar inaugurando el marcador. Gran jugada de equipo y de compenetración.

El resultado del esfuerzo reafirmó la entrega del equipo. A los 5 minutos nuevamente Camilo en su puesto de zaguero rompió por banda derecha, abriéndose hueco entre los manchegos. En zona de 22, Uru ahora sí con firmeza agarró el oval y no lo soltó hasta después de posarlo elegantemente el en suelo, para plantar un 2-0 en el marcador.

La intensidad de juego no disminuyó, de cuando en cuando interrumpido por Mantilla que asumió el papel de árbitro, con su inusual estilo, y a veces desconcertante criterio. Pero esto es rugby y aunque no se entienda / comparta el criterio arbitral, se acata sin más.

La delantera se empleó a fondo, abortando el avance de la férrea intensidad visigorda, y de forma puntual, entrando a romper su línea, nuevamente Marabunta y Vicente pudieron abrir brecha y avanzar línea de ataque unos preciados 10-15 metros en sendas jugadas.

El partido dio para poco más, quizás una jugada que vivió el que suscribe en los últimos compases. Recogiendo un balón del suelo entró a romper por medio de campo, avanzando contra la línea local. De forma inmediata fue detenido y se formó un maul, según alguna borrosa foto, se amontonaron hasta 14 jugadores. A pesar de la montaña humana conseguíamos avanzar metro a metro. Y a pesar de la insistencia de los jugadores del Viso, el balón siguió entre mis brazo y pecho. Con unos movimientos poco ortodoxos, contorsionistas, espasmódicos y compulsivos conseguí zafarme de 12 de esos jugadores, siguiendo con el balón entre brazos y pecho y con un local colgado a la chepa cual mochila. Tras conseguir avanzar hasta casi línea de 22 con el lastre adicional de 90Kg del defensor colgado a la espalda, se oyó el pitido de Mantilla, que pitaba fin de la nuestra ventaja y placaje alto (sigo sin entender que pitara fin de ventaja si teníamos nostros el balón y que pitara placaje alto si seguía avanzando con mi
rival colgado a la espalda, en cualquier caso, decisión arbitral no se discute). En ese instante concluyó el partido con un 2-0.

El final del partido fue celebrado como no podía ser de otro modo con el riguroso pasillo y felicitaciones al rival. A destacar el halago del capitán de Viso al concluir el partido “con equipos como el vuestro aún queda clase en este deporte”.

Los resultados de los otros partidos de Soto, hizo que el balance final de ensayos marcados y encajados nos fuera favorable y con ello torneo. Fue momento de cantar y bailar canciones y pseudohimnos de cultivada letra y expresión, antes de dirigirnos a las duchas.

En los vestuarios risas y felicitaciones hasta llegar a las duchas que echaban agua a una temperatura cercana a la de ebullición. (El concepto que en Pandora tenemos de baños calientes es un poco distinto, … usamos agua que no llega a escaldar la piel, debe ser tema de diferencia de costumbres).

Tras el torneo un extraordinario tercer tiempo con el que el equipo local agasajó a los participantes, que a los que algunos que torpemente intentamos compaginar este deporte con vida familiar no nos fue posible disfrutar.Cuentan los que allí estuvieron que fue magnífico, a la altura que merece la inauguración de un nuevo club de rugby.

Ah!!!! Una de las cosas más gratificantes…. El breve y explícito comentario de Porras al final del torneo: Esto empieza a funcionar!!!

También te puede interesar...

Tres dragonas entrenarán con la Española de 7s

¡Menudo notición ha llegado hoy a la Cueva del Dragón! Tres de las integrantes de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *