Crónicas desde Pandora

20180616_195607_kl

Prolegómenos

El sábado 14 de Junio amaneció despejado, vaticinio de un día extraordinariamente soleado. Un día de los que dejan caer los rayos del sol con salvaje aplomo, de los primeros días de calor real en lo que llevamos de año, a pesar de estar en la recta final de la primavera ….Los Añejos del XV de Hortaleza íbamos a jugar los últimos pulsos de la temporada. Bien merecía venir desde Pandora para vivirlo con intensidad.

En esta ocasión, la arena en la que dejaríamos hasta el último aliento sería en los campos de Matapozuelos, en Valladolid. Disputaríamos el torneo cuadrangular de la “Copa Geriátrica” organizado por los veteranos de Arroyo de la Encomienda. Nos veríamos las caras con unos viejos conocidos los “Old VRACs”, los veteranos de “CAR Cáceres” y cómo no, contra los férreos veteranos de “Arroyo”. Plato fuerte para acabar la temporada. Un plato fuerte a la altura del reconocimiento que poco a poco los Añejos se están ganando, a base de compromiso, estilo, entrega y actitud dentro y fuera del terreno de juego.

Era sábado 14 de Junio, el último esfuerzo. Un último esfuerzo que venía precedido de varias semanas consecutivas de entrega en los terrenos de juego. Un último esfuerzo que ponía en tensión no pocos convenios conyugales. Un último esfuerzo para despedir la temporada. Un último esfuerzo para despedir, con la mayor entrega, la capitanía de Manuel Villegas y Gonzalo Zabala.

Un último esfuerzo precedido por una avalancha diaria de mensajes en grupos de whatsapp entre los que se mezclaban mensajes de ánimo para que los dubitativos y los magullados, supieran que siempre se cuenta con ellos, y que son pilares del equipo, con decenas de mensajes confusos de convocatoria a horas intempestivas, con los mensajes animando de recogida de firmas para proyecto de instalaciones deportivas, con los mensajes de votación para elección de nuevos capitanes, una avalancha de mensajes que se sumaban a los habituales decorosos e indecorosos que circulan en los grupos de whatsapp, por no hablar de los improcedentes hablando del Mundial de fútbol.

Todo eran evidencias mayúsculas que la temporada tocaba a su fin, y se acercaba la traca final.

En lo deportivo, la traca final era el torneo “Copa Geriátrica”. Digno final de temporada.

En esta ocasión, los candidatos a la capitanía para la próxima temporada decidieron no restar protagonismo a los capitanes salientes, y cortésmente excusaron su presencia argumentando motivos de lo más inverosímil. Era el torneo de despedida de Villegas y de Quesito, y merecían toda la atención. Y estando Quesito, … qué mejor tierra que tierra vallisoletana.

Amaneció el sábado 14 de Junio, y los Añejos iniciaron su ruta hacia tierras pucelanas.

Arribábamos a la hora prevista, en torno a las 11, y ya nos recibía un sol atronador (mucho más intenso que el de la templada Pandora), fiel reflejo de lo que anunciaban las primeras horas del día, un sol que nos enseñaba campo, con una espectacular alfombra de césped natural. Un césped que nos susurraba que los placajes iban a ser más agradecidos, que nos decía que él se encargaría que el sol aplacador no nos iba a abrasara los pies. Un campo digno de final de temporada. Un campo rodeado de viñas que promete ser espectacular en Septiembre.

En esta ocasión jugamos enfundados en la camiseta de Añejos del XV de Hortaleza, bajo el nombre de Barbarians, en reconocimiento al enorme apoyo de Dani y John de Sotosaurios, Miguel del Chami y Miguel Ángel y Cabanillas del Sanchos, Rafa Calde VRAC, que nos honraron son su generosidad. Magnífico complemento a una columna vertebral de 14 Añejos, Mito, Pedro M., Batuta, Rafa, Fer López, Ayerdi, Vicente, Marcos, Santi, Juan, Pedro Andersen, y los capitanes salientes Quesito y Villegas y Avatar que asumía el papel de aficionado cronista suplente al no estar ninguno de los cuatro con titularidad indiscutible y nunca cuestionada, J, Borrascas, Ñigo y Begines.

Íbamos a ser un equipo de 20, varios de ellos arrastrando aún molestias de las últimas contiendas, tanto de los del XVH como de los refuerzos. Aguerridos luchadores que callaban sus lesiones para poder jugar, … Calde, Villegas, Santi …. 20 que iban a resultar justos de efectivos, especialmente en la línea de ¾. En la que para cubrir todas la posiciones, reconvertimos a Fer López, Ayerdi y Miguel del Chami como ¾s. Situación que se volvería más ajustada en el partido ante el VRAC al perder, como es natural el apoyo de Calde y en parte del partido a Quesito.

Arroyo de la Encomienda vs Barbarians

A las 12,00, Villegas llamó a rebato, a iniciar un calentamiento propio de estas contiendas…. Los niveles de concentración solo eran turbados por un equipo de música que se empeñaba en que los dragones que se habían quedado en Madrid pudieran oír desde Matapozuelos a Los Ramones, Guns n’ Roses, Van Allen y demás viejos éxitos rockeros.

A las 12,30 iniciábamos el partido inaugural contra Arroyo. En sus filas, 8 titulares de su equipo senior, 8 acostumbrados a bregar en división regional.

Inaugurábamos el tornero contra en anfitrión, en su casa, en su torneo, frente a su gente. Partido de 30’.

Arroyo hizo gala de su nivel. Juego muy serio, muy ordenado, limpio e intenso. Arroyo jugó con una dinámica muy basada en juego de delantera. Centrado en romper nuestra línea. La defensa de Barbarians aguantó de forma extraordinariamente sólida. Muy serios y ordenados en defensa.

Ambos equipos jugaron como si se conocieran de mil contiendas, su nivel de concentración les permitía abortar las salidas de 3/4s, en las transiciones entre apertura y 1er y 2º centro. Arroyo intentó en pocas ocasiones transiciones directas, eran interceptadas. Los Barbarians intentaron en varias ocasiones alguna cruz, alguna cruz falsa, algún loop, … con idéntico resultado. La presión defensiva conseguía abortar las jugadas. Ambos equipos insistieron en juego de delantera, ruck, pase entrar a romper, ruck, pase entrar a romper. Juego de desgaste bajo un sol aplastante. Un partido muy marcado por touches que sacaba hábilmente Batuta para Barbarians y melés continuas, con pocos errores de cada equipo. A destacar que Vicente robó un balón de touch … (se pasó el resto de la mañana pregonándolo como si no diera crédito, sin ser consciente que no era sino el resultado de la entrega de todo el equipo).

Un partido que se jugó prácticamente todo el rato entre las dos líneas de 22. Las incursiones en la zona de 22 rival, no superaron las 2 o 3 por parte de ambos equipos.

Defensa epopéyica, enorme entrega y derroche descomunal por ambas partes. Uno de los partidos más ordenados de XVH, luchando como Barbarians en esta ocasión.

La entrega que no fue gratuita, Rafa Calde acabó con su hercúleo cuerpo resentido y abandonando el campo de juego, y nuestro Marcos, ay Marcos, que cayendo al suelo nos trajo recuerdos intensos de hace apenas 10 meses. En esta ocasión solo fue un susto. Un golpe en el costado que le truncó la respiración y a nosotros el aliento, y un golpe menor en brazo… Un susto sin ir a mayores.

El partido avanzaba lento, trabado pero limpio, hasta los compases finales, en los que Arroyo tuvo su oportunidad. En un ruck en 22, Arroyo puso el oval en circulación de forma ágil y rápida abriendo a su línea a la izquierda. La jugada les puso 4 contra 2 Barbarians, Vicente y Avatar…. La situación era de clara ventaja. Si Arroyo decidía entrar romper y fijar a uno estábamos fuera. Decidieron abrir la jugada de forma rápida sin fijar a los 2 del XV. Los 2 del XV hicieron defensa flotante, más por intuición que por convicción (si Porras ve a Avatar haciendo eso, le cruje). El oval pasa del 1er centro al segundo, del segundo al zaguero, Avatar intenta placar al zaguero, el oval va más rápido que el hombre, llega al ala que se escapa por la banda, … de la nada salió un tren de mercancías vestido de negro, con perilla y pelo de pincho… Un tren de mercancías con denominación de origen XVH…. un tren de la marca Vicente que hizo descarrilar al ala de Arroyo. Éste no pudo más que desde el aire soltar el oval en zona de ensayo. El árbitro pitó Avant y fin de partido.

Partido muy intenso, aguantamos la intensidad, pundonor y los 200Kg extra que tenía nuestro rival que puso toda la carne en el asador en el partido inaugural de su torneo.

Mención especial al árbitro. Gran partido pitado por su parte también. Era la primera vez que pitaba normas de veteranos y demostró a pesar de su juventud un criterio y juicio destacable.

Entretiempo

Tras este partido parón, jugó Cáceres contra los Old VRACs….. partido al que un insensato Avatar se apuntó para reforzar su línea de ¾. Como si no tuviera partidos pendientes, como si no fuera final de temporada y no cayera un sol de justicia. En cualquier caso, los buenos del Cáceres habían cruzado media península y no podía dejarse su equipo en cuadro.

El torneo siguió viendo jugar un tercer encuentro entre Cáceres y Arroyo. Las horas iban pasando, el hambre y la sed castigaban…

A las 3 calmamos alguna de nuestras necesidades más básicas con cerveza, un maravilloso crianza de Protos (alguno decidió beber una cosa que algunos llaman vino aunque sea de color pajizo ¿?), para empapar el ligero rancho que nos habían preparado. Un rancho ligero para seguir jugando a continuación, revuelto y picadillo.

En este intervalo, nos dimos cuenta que estábamos presenciando casi de forma desapercibida un capítulo digno de X Files…. Mito había desaparecido. De hecho, nos percatamos que ni el picadillo y ni el Protos no se habían evaporado en unos instantes. Donde estuviera, era un misterio, corrían comentarios sórdidos sobre su paradero que este furtivo cronista no se atreve a repetir

Mientras tanto, nuestros cuerpos serranos, pedían tregua. La mágica mezcla, madrugón, alcohol, comida calórica y un sol de justicia pasaban factura. Una tregua que, como todas, se antojó breve. A las 5,00 empezaba el segundo partido contra los old Vracs…

Villegas volvió a ponernos firmes y nos recordó la importancia de calentar para evitar lesiones (como si estuviéramos fríos!!!!).

Old VRACs vs Barbarians

A las 5,00 empezó la contienda, Barbarians con ADN XVHortaleza contra Old VRACs, vestidos de rosa en este partido. 30 minutos por delante para volver a demostrar de qué estábamos hechos.

Empezaba un partido en el que de forma inevitable afloró la personalidad dual de nuestro capitán saliente Quesito. Dualidad de personalidad que se materializó jugando una parte con cada equipo.

Qué decir de los Old VRACS. Equipo bregado, muy equilibrado y compacto, un equipo muy trabajado, curtido en mil batallas que juega casi de memoria…

Una dinámica de juego muy interiorizada, entrar a romper y de forma automática redistribuirse en la línea … Entrando con habilidad en los rucks, a ganar la posición y a intentar pescar. Y pescaban, vaya si pescaban. Demostraban las tablas que da el oficio, la experiencia y los años de trabajo intenso. Se empelaban a fondo en apoyos en las entradas a romper las líneas.

Barbárians aguantó de forma notable los primeros 10 min, con una defensa dura, limpia y equilibrada. Empleándose a fondo. Los Old VRACs tuvieron que subir la intensidad de su juego. Empezaban a ver delante un rival que había madurado y había cuajado su juego.

Las tablas y el juego de memoria, empezó a marcar la diferencia, cuando de forma inevitable la intensidad y concentración empezaba a flaquear. En una salida de ruck… de forma muy ágil, los de rosa se colocaron en clara superioridad 5 atacantes contra 2 defensas… Habían desequilibrado la balanza, y con ello llegó el primer ensayo.

La intensidad de juego no hizo más que incrementarse. En el juego de delanteros saltaban chispas. Placajes de mención por parte de Juan a su aguerrida delantera. El VRAC, a pesar de ir por delante en el marcador parecía con el orgullo herido. Incrementaron la intensidad de su juego.

Barbarians- XVH aguantó de forma notable. Hasta que en una de sus embestidas, rompieron nuestra delantera. Segundo ensayo.

Barbarians no bajó el pistón, los Old VRACs aunque veían que aunque iban por delante en el marcador, nos permitíamos tutearles.

Los pucelanos, se empleaban a fondo, neutralizando el principio de veteranos que para no perder un balón “percute y al suelo que es ruck ganado”. Lo neutralizaban entrando rápido al ruck y haciéndolo suyo, pescando, o evitando que uno se echara al suelo. Este cronista espontáneo, da fe de ello. En un par de ocasiones intentó tirarse al suelo a peso muerto, y vio como sus 85 Kg levitaban, los viejos zorros de Pucela, le llevaban en volandas avanzando, casi sin despeinarse.

Apoyados en su habilidad y saber hacer volvieron a, en una salida rápida de ruck, hacer una distribución rápida y ordenada. Jugada que marcaba una superioridad clara que rompió nuestra defensa. Subió al marcador el tercer ensayo.

En segundo tiempo Gonzalo Quesito con su dilema de personalidad dual cambió de bando y camiseta. El partido entonces se tornó a favor de los Barbarians (no digo más, cada cual que saque sus conclusiones).

Esa baja en la línea de 3/4 nos obligó a redibujar nuestra alienación. Miguel del Chami y Ayerdi fueron dos férreos alas.

Barbarians no bajó los brazos en ningún momento.

En una jugada épica en zona de 22, el VRAC se empleó a fondo. No conseguió avanzar un metro. Insistió e insistió, encontrándose de forma recurrente a la delantera del XV. Lo volvió a intentar pero la seria defensa del XV les mantuvo a raya. Hasta que Pedro Andersen quiso demostrar que si el XVH no patea en 22 es porque no le da la gana, no por falta de arte. Demostró que el XV tiene ese recurso y sabe usarlo, y que si no lo usa es porque no es nuestro estilo. Callando así cualquier atisbo de duda entre saber usar recursos y escoger usarlo. En esta ocasión, Pedro demostró que si queremos también sabíamos patear y quitarnos balones comprometidos y sacarlos a touch más allá de medio campo.

En los compases finales, sacada de touch por la derecha, se abrió de forma ágil hacia la izquierda, en medio confusión Rafa y Pedro Andersen hicieron una cruz que acaba en las manos de Fer López. Fer ve entrar a Dani Villegas, que jugando de 3a línea, se incorporó al ataque. Dani rompió la línea y llegó a zona de ensayo con dos gigantes colgando se sus hombros, avanzó y posó… Ensayo de Barbarians.

VRAC sacó el balón que se disputó con intensidad, Barbarians recuperó el oval, y Fer López que hacía de 2 centro se abrió, se escoró buscando línea de banda, le sacaron del campo. Final del partido.

Gran partido el segundo, y nuevamente muy buen arbitraje.

La entrega fue memorable.

En esos compases, nos comunicaron que que porque el equipo de Cáceres no estaba al completo se suspendía el último partido. Nos relajamos, habíamos jugado el último partido de la temporada. Un gran partido. Nuestra concentración y tensión se relajaron de forma súbita.

De repente apareció el abducido. Mito. Y para afirmar lo singular del tema, ante nuestra perplejidad, con el insoportable calor que hacía, Mito vestía un abrigo abrochado hasta el cuello. Nuestra incomprensión solo era superada por nuestro agotamiento.

Tras varias conversaciones, alguien haciendo gala de una lógica extraordinaria, propuso jugar 12 contra 12 para que nuestros amigos extremeños que habían cruzado media península pudieran jugar su partido.

Mirando nuestros restos, vimos un abultado parte de bajas. Algunos irrecuperables, otros sin fondo, algunos con 2 y otros con 3 partidos de 30’ a sus espaldas bajo un sol de justicia. No podíamos dejar a Cáceres sin su partido.

Compusimos un equipo mermado de fuerzas y con lesionados (supimos de las lesiones de Ayerdi y Dani por terceros, nunca por boca de ellos).

Barbarians vs Cáceres-Osos del Pardo

Empezaba el tercer partido, ahora contra una mezcla de Cáceres y Osos del Pardo. 12 vs 12, en campo reducido. Bandas, hasta línea de 5. Partido a 20 minutos.

La distribución del equipo en el campo fue 6 delanteros y 6 ¾s. En ¾ sacrificamos el zaguero, posición que ocupaba el ala del lado por donde no había juego. En nuestro caso, Fer López y Avatar (éste último sin fuelle, ni fuerza en las piernas, la temperatura y concentración de oxígeno en Pandora son muy diferentes).

Cáceres y Osos del Pardo jugaron muy ordenados, jugando a la mano, rápido, frescos, con soltura. En especial su apertura César, con continuas incursiones y recortes en nuestras líneas defensivas. Pero no conseguía escaparse. Era placado al tercer o cuarto lance.

Un juego intenso, jugado con el último aliento, dándolo todo. Era el último partido de la temporada. No podíamos guardar un ápice de energía. Había que echar la carne en el asador.

Fue un partido de defensa seria, en los rucks se entraba con todo. Mención especial al ímpetu y entrega de Mito, que nos hacía pensar que en su ausencia había estado en una de las vasijas de Cocoon, recuperando energía (nunca me acuerdo de qué galaxia eran esos tíos fosforitos de Cocoon debían ser de Andrómeda, “los especialitos”, siempre van de planeta en planeta con sus brillos, en Pandora no podemos ni verles).

El partido avanzaba lentamente. Llegamos al segundo tiempo habiendo desplegado un juego rocoso y con tablas en el marcador.

El partido seguía avanzando y nuestras fuerzas estaban marcando la reserva. Menos para el grande de Pedro Andersen. En una jugada de Cáceres, un ¾ se escapó directo a línea de ensayo. Como un kamikaze Pedro lo cazó in extremis. Defendiendo nuestra posición y marcador. Toda una demostración.

Las defensas marcaron este partido, como los del resto del torneo.

Al final el apertura extremeño, en uno de sus recortes consiguió escaparse hasta línea de ensayo y anotar un tanto.

El Barbarians, lejos de venirse abajo, incrementó intensidad y gallardía, sacando fuerza de flaqueza.

En uno de los últimos rucks, Villegas pasó a Rafa, éste a Pedro, y Pedro pasó el oval llego a Avatar que ocupaba posición de ala, se zafo de uno, se zafo de otro y cuando enfilaba a marca fue sacado de campo.  El partido aumentaba intensidad…

En los últimos suspiros, Rafa cogió el balón y escapo por el lateral a línea de marca, la intensidad del juego no le dejo ver que se había reducido el ancho del campo hasta línea de 5, el campo y en un sprint final, poso el oval en línea de ensayo. El árbitro dijo que había salido del terreno de juego. El tanto no subió a marcador, pero fue celebrado como si así lo hubiera hecho.

Final de partido. Gran partido. Nuevamente gran papel arbitral.

Colosal conclusión de temporada, colosal papel del XV de Hortaleza y sus refuerzos formando Barbarians.

Con cuerpos destrozados por la paliza, nos arrastramos hacia las instalaciones deportivas para ducharnos. Nos sentimos como en casa. Ducha de agua fría, reconfortante y reconstituyente.

Los capitanes salientes quisieron inmortalizar su última jornada con ese papel y ante el cachondeo de propios y ajenos posaron ante las cámaras.

Nuestros cuerpos magullados necesitaban recuperarse, … nos acercamos a la barra y bebimos con las ganas que da una jornada intensa castigados por un sol inclemente.

La organización nos convocó para la entrega de premios, repartieron ofrendas a los más veteranos de cada club, a los capitanes, a los árbitros por su excelente papel, y los demás cubs repartieron igual sendas ofrendas.

No faltaron fotos y cánticos de letra digna de las más cultivadas antologías poéticas.

No faltó el manteo a los capitanes salientes antes de acercar nuestros maltrechos cuerpos al tercer tiempo.

Dio tiempo para unas cervezas y vinos, …. A medida que avanzaba la tarde y se acercaba la noche, algunos fuimos desfilando hacia casa, intentando en vano buscar cierta conciliación familiar.

Dicen los corresponsales delegados, que los añejos volvieron a ganar el tercer tiempo, arrastraron al resto con sus cánticos y rituales, haciendo de Haka Gorilera himno de la conclusión de la jornada.

Gran torneo, gran despedida de temporada, gran homenaje a los capitanes salientes.

Con la siempre gratificante sensación de haber echado el resto y todas las fuerzas que uno tiene, me volví a mi Pandora a escribir esta crónica.

También te puede interesar...

DiaDelClub2018

23 de Junio – Día del club

Un comentario

  1. Uno de Burgos, siempre lleva la rebequita cerca por si refresca. No note que hiciera un calor excepcional como para no ir tapadito.
    Ea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *