Cuando los motores no se encienden

(Foto; Jesús León)

Supongo que hay veces que, sin saber muy bien por qué, los engranajes no enganchan, las piezas no conectan, los motores, no encienden. Es una sensación que creo, no había experimentado antes, o al menos no a este nivel, pero supongo que para todo hay una primera vez.

El pasado domingo el XV Hortaleza viajó hasta Sevilla para disputar la sexta jornada de la Liga Iberdrola. Enfrente un rival que se presuponía guerrero y muy destacado en fases estáticas. No obstante un rival que a priori no debería haberse presupuesto superior, o al menos no tanto. Las Cocodrilas de Sevilla se llevaron un merecido partido por 22-7 ante un incrédulo Hortaleza.

Era probablemente el partido menos indicado para no encender los motores, era un partido donde ganar daba un plus de relativa tranquilidad y donde las dragonas no encontraron ni un ápice de su seña de identidad, perdiendo así una oportunidad de enderezar y coger aire.

Tras esto, felicitar a Sevilla tanto por el encuentro disputado como por su primera victoria en la máxima categoría nacional.

En Madrid las dragonas estamos ya pensando en el siguiente encuentro, toca resetear, seguir unidas y volver a coger el camino que nos hace disfrutar de esta cosa tan banal que es el Rugby.

 

 

También te puede interesar...

Las dragonas dan el golpe y vencen a Olímpico

Fotografías: Carlos M. Coterillo Se presentaba un encuentro complicado esta última jornada de la primera …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *