Partido del sombrero, 22 de Diciembre. ¡Nos ha tocado el gordo!

Partido del sombrero, 22 de Diciembre. ¡Nos ha tocado el gordo!

Sombrero
Como no queríamos que pasara otro año de lotería sin que nos tocase el gordo, decidimos, a iniciativa de nuestro Quesito Nosferatu, celebrar el ya tradicional partido del sombrero como celebración navideña a ver si por lo menos algún gordo nos tocaba. Y digo tradicional porque ya sabéis que cada cosa nueva que hacemos tiene una vigencia per secula seculorum en nuestro clubEn fin, que definiendo a los gordos como aquellos que pesaran más de 100 kilos acudieron a la cita; Cubo, Vicente, Ricardo, Phillip, Papi, Pedro, Mito, Batuta, David, Jota, Dani, Juan, Carlos aussi, Fabio, Marcos, Brasas y Marabunta. Los flacos fuimos Quesito, Santi, Fernando L, Andersen, Crespo, Urogallo, Jerome, Begines, Villegas, Paco, Julien, Avatar, JJ, Wally, Gabi, Caturla, Geppeto, Porras, Damien, Juanpa, Peti, Quique, Elias y un servidor. Total, 41 almas cándidas y ninfales dispuestas a convertir el Hortal frío de la noche en un auténtico infierno cainita entre dragones comehígados de colmillo retorcido.
Para más Inri, Quesito nos impuso unas reglas desquiciantes; Los tradicionales tres cuartos jugaban de delantera y viceversa. Y como quien parte y reparte se queda la mejor parte, Quesito hizo dos equipos claramente desequilibrados. Uno negro y uno rojo. El desequilibrio, más mental que físico de ambos equipos, tenía que intentar reequilibrarlo en el arbitraje nuestro capitán Villegas, dispuesto ingenuamente a lidiar con las habituales imprecaciones, llamadas al orden, quejas varias, lamentos y acusaciones del contrario que a nuestras edades y en nuestras circunstancias ya no podemos contener. Además el que cometiera un error de bulto, debería llevar un “sombrero” que era mas bien una careta de burro.
Por arte de birlibirloque apareció una joyita veterana; un wallaby de los de antaño sin estrenar. Su tacto virginal y su evocador olor a cuero nos indujo a sumergirnos en recuerdos nostálgicos que nos acompañan estos días a aquellos que nos iniciamos hace más de treinta años en el vicio del oval.
Porras
Porras con el Wallaby como Gollum:”¡¡Mi tesooorooo!!”
La noche presentó interesantes contrastes; los habituales tres cuartos, pudimos comprobar como la melé pactada es un descanso si no es aprovechada para dar puñetazos a la cara del contrario. Y que los talonas, no pueden dar puñetazos porque tiene los brazos por arriba. Comprendimos también que la fiereza de la delantera es la respuesta a la frustración que sienten los delanteros al ver el oval perdido por los tres cuartos en la jugada anterior; posesión que tanto cuesta conseguir a los delanteros.
Por otro lado, los tres cuartos comprobaron lo difícil que era mantener el oval controlado incluso a las velocidades caracólicas con las que arrancaban sus ataques. Y la presión por la atención mediática que sienten los pateadores cuando falla una patada, y otra, y otra…
En mi experiencia como talonador, comprobé el por qué existen tan pocos cronistas delanteros, y es que el submundo de la melé, touch y racks, limitan mucho la compresión de lo que está pasando un poco más allá. También pude comprobar como los medios, Phillipe, Carlos aussi, Papi y Mito que se autodenominaban unoymedio debido a su tamaño, en vez de medio a secas, se encontraban en los racks y moles espontáneos como un pulpo en un garaje, no sabiendo si coger el balón o comerselo. En lo personal, sentí una fuerte satisfacción interna cuando al dar mi consigna para lanzar la  touch “33 suerte largo”, Peti, a la sazón mi oponente talonador del equipo contrario, anunciaba a su equipo que el lanzamiento iba a ir al primer saltador. ¡Nuestra clave había funcionado! Otra cosa distinta era que el balón llegara a su destino.
Para las efemérides de los añejos, queda en este partido la vuelta al campo de Marcos después de su paseo por el más allá, una carrera desbocada y sin control de Jerome, un avance de veinte metros de Julien sin trastabillearse, otra de Marabunta deshaciéndose de tirios y troyanos, y un ensayo que nos metieron los negros por la banda jugando los delanteros como si fueran lo que eran, tres cuartos, y que fue debidamente protestada por mi equipo por abuso de posiciones. Se estrenó con nosotros JJ. Era el primer partido de rugby que jugaba, y venía avisado por su mujer; “¡A ver si te vas a lesionar en estas fechas!”. (Consiguió no lesionarse, pero animamos desde estas líneas a Carolina a que le acaricie el occipital izquierdo) Y por último un sorprendente drop de Carlos aussi al final del partido, que entró entre los tres palos contre todo pronóstico y que ya nos pilló enfilando el vestuario al resto por falta de fe.
Y después, nuestro tradicional tercer tiempo en el setenta en el que Nacho el propietario, hizo acallar a Jerome un intento de cántico horrible. Los demás aplaudimos el gesto a Nacho como si Jerome fuera Asuranceturix. Se entregaron por fin las famosas camisas negras de veterano de color azul y se reconoció a los dos mejores jugadores de una excelsa temporada; Batuta y Astérix. Ambos silenciosos tejedores de robustas costuras de este equipo. Aunque alguna voz maledicente atribuyera el logro de Asterix también a su guapa sobrina, incomprensible fan incondicional de Asterix y por ende de este equipo. Sea ella o no responsable, será bueno que este reconocimiento también le llegue.
Y ya que estamos en las fechas en las que estamos aprovecho esta tribuna para hacer un brindis a todo el club con el permiso de los añejos:
Hoy, mañana, estos dias serán de vista atrás y adelante, de hacer balance del año y de siembra de esperanza para el futuro.
A los que nuestra cuenta atrás ya ha rebasado el cero, y cada oportunidad de jugar es un regalo inesperado, tenemos una visión particular del tiempo que pasa. Nos interesa habitar espacios donde en ese tiempo extra que nos queda lo podamos vivir sintiéndo intensamente.
Hemos tenido la suerte de que este club nos ha dado un año intenso, estupendo y además, las perspectivas del año que viene son aún mejores. Gracias a todos. No hace falta esperar a una lotería. El gordo nos ha tocado con lo que tenemos.
¡Aúpa XV!
El Ciclón del Hortal

También te puede interesar...

Sotosaurios

En la guarida del Sotosaurus Rex. Sábado, 8 de Junio de 2018

EN LA GUARIDA DEL SOTOSAURIUS REX. SÁBADO 9 DE JUNIO DE 2018, SOTO DEL REAL. …

Un comentario

  1. Pues esperemos que sea tradición
    Fue divertido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *