POR TIERRAS DEL EUCALIPTO ARDIENTE (II)

DSC_0118

EGOR Lisboa 2017.

Segunda jornada, sábado 17/06/2017.

Añejo XV Hortaleza 3- Elders of Zion (Tel Aviv, Israel) 3

CDUL Universidad de Lisboa (Portugal)  2- Añejo XV Hortaleza 0

Veteranos Badajoz 2- Añejos XV Hortaleza 0

Veteranos Universidad de Sevilla 2- Añejos XV Hortaleza 1

 

El viernes, a bordo del Cubobus, fuimos a la Praia da Mata en la Costa de Caparica guiados por Lusopedro y Julien, nuestros “dragões portugueses.”

Pasamos la mañana degustando el vino y la cerveza que rescatamos de la fiesta de bienvenida, dándonos baños en las espumosas aguas atlánticas y jugando tocatas en la arena mojada.

Pepito, el dron de compañía de Philippe, sacó unas imágenes aéreas espectaculares del jolgorio playero. Parecen los créditos de Hawai 5.0.  Me informan, además, que el pobre Pepito tuvo un accidente aéreo. Chocó contra la espalda de Cubo.

Después ocupamos el chiringuito aledaño y lo convertimos en una peña del XV Hortaleza. El personal del chiringuito flipó con la fiesta.

No perdonamos a ninguna “garota” de las que pasaron camino de la playa. A todas, sin excepción, les pedimos que bailaran como los pilieres. Además, al parecer, a un conocido actor de la televisión portuguesa, le estropeamos el plan al romper el ambiente “íntimo” del local.

La fiesta se nos fue de las manos y nos gastamos en bebidas más que en la comida. Y no es que nos quedáramos cortos de comida, porque cuando todos esperábamos el postre trajeron más raciones de pulpo. Y cuando a todos nos salían tentáculos por las orejas ¡trajeron más raciones de bacalao!

Por la noche cenamos en el Museo de la Cerveza de la Plaza del Comercio. Aunque estábamos francamente cansados después de pasar todo el día en la playa, entonamos nuestros cánticos y Villegas sacó, del insondable pozo de su repertorio, un nuevo brindis con mucho futuro (la copa de vino hasta el final, final, final, final…).

Incluso se entonaron cánticos en inglés en honor de la cumpleañera anglosajona de la mesa de al lado.

El sábado por la mañana nos volvimos a ver en el desayuno del hotel con nuestras camisetas rojas. Algunos no habían dormido mucho. Pero no voy a señalar a nadie.

Primer partido contra los Elder of Zion que visten de azul.

Los Elder of Zion son un equipo barbárian que recoge jugadores de distintos clubes de Israel y está matriculado en Tel Aviv. Varios de sus jugadores hablan español porque son de origen argentino.

Su nombre es un chiste judío. Hace referencia a “Los protocolos de los Sabios de Sión”; libelo antisemita que relata la génesis de la conspiración judeo-masónica para dominar el mundo.

Nos enfrentamos, por tanto, a los “Viejos Conspiradores Sionistas”.

Este partido, como recordareis, tiene su origen en una conspiración urdida por el Bera Bera y los Añejos. Los de Bera Bera no querían jugar dos veces contra los sionistas y nosotros preferíamos jugar contra los israelíes a jugar contra San Isidro; que los tenemos muy vistos. (Por cierto, San Isidro perdió con Bera Bera)

Tocaba jugar en un campo de hierba artificial sin regar por no sé qué problema que tuvieron con el riego. La ola de calor ya había llegado a Lisboa. A las 10 de la mañana hacía un calor africano y el campo era un secarral. Los judíos aseguraban que ni en el Mar Muerto ni en el desierto del Néguev hacía tanto calor.

Como el campo era de futbol y no tenía pintadas las líneas de rugby, el árbitro decidió que no habría patadas de ningún tipo excepto saque de centro; defensivas en 22, tampoco. Durante el partido descubrimos que eso nos perjudicaba mucho porque los israelíes sólo tenían delantera.

Sacan de centro los judíos. Recepción, balón abierto por Peti a la línea que llega a Gabi. Gabi con dos contrapiés rompe la defensa y ensaya. 1-0.

Nuevo saque de centro y ahora sí entramos en juego. Los Elder se dan cuenta de que nuestra línea les supera por velocidad con facilidad así que concentran el juego en delantera. Lanzan delanteros una y otra vez para avanzar. De este modo consiguen empatar. 1-1.

Pero les dura poco porque Fernando se encuentra un balón, arranca a correr y se da cuenta de que su perseguidor no le alcanza, sigue corriendo y ensayo. 2-1. Fin de la primera parte.

En la segunda parte continúa el juego por los mismos derroteros, los judíos acumulando delanteros en las jugadas porque si abrían balones los acababan perdiendo por malas manos o por presión de nuestra línea. Nosotros, en cambio, abríamos rápido a la línea que gestiona bien los balones con penetraciones de Gabi, Rafa, Paco o Borrascas. Pero será Rafa el que se lleve el gato al agua. Escapa de su marcador, se recorre todo el campo contrario pegado a la banda y ensaya antes de coger el avión a Madrid por un asunto familiar. 3-1. El partido estaba encarrilado.

Así las cosas los de Sión siguen jugando con lo que tienen, que es delantera, como un martillo pilón siguen avanzando metro a metro con delanteros, una y otra vez. Se van acercando poco a poco a nuestra línea de marca. Nosotros defendemos placando una y otra vez (Julien, Mito, Ayerdi, Cubo, Porras, Peti…). Pero, al final llega el ensayo. 3-2.

Wally salió de medio melé en el último tramo del partido.

Queda poco tiempo y no nos inquietamos porque nos vemos superiores en juego. Pero no hay que fiarse nunca de los conspiradores judíos. Consiguen una melé a favor esquinada en nuestra 22 en el último minuto. Intentan entrar por el cerrado. Inicialmente les paramos y defendemos nuestra línea de marca, pero en el relanzamiento (con pantalla incluida) consiguen posar metiéndose por el lugar más alejado posible de donde estaba Mito. 3-3. Ole sus cojones. El árbitro pita el final.

En el EGOR de Donosti con el CAU jugamos el primer partido del torneo contra los Elder of Zion. Pasamos todo el partido acampados en su 22 y ellos defendiendo en plan numantino. En el último minuto una patada defensiva nuestra le calló su zaguero en un ala. Se puso a correr y ensayó. 1-0 y final. Nos quedamos con la misma cara de tontos que en esta ocasión.

En la Tierra del Eucalipto Ardiente hacía un calor tórrido. Yo corrí a quitarme las escamas negras y darme una ducha. Avelino desapareció, cosa que hace siempre, pero preocupó mucho a Borrascas que le anduvo buscando por todas partes.

Bajo la sombra de los pinos nos rehidratamos con Sagres.

Finalmente Avelino apareció.

Segundo partido contra CDUL Universidad de Lisboa (camiseta blanca con una “U” negra en el pecho).

Nos plantamos en el maravilloso césped del Estadio Universitario de Lisboa para medirnos al equipo local.

A los lisboetas les habíamos visto ganar a Bera Bera, que no es para nada mal equipo. Es un equipo con tres ex-internacionales portugueses que juega muy bien a la mano. Por eso, sabiéndoles superiores a nosotros, salimos relajados, dispuestos a disfrutar del partido.

Muchos opinan que los Añejos cuajamos el mejor partido del torneo contra los universitarios.

Jugamos una primera parte muy buena, parando a los portugueses en delantera y abriendo bien a la línea. Sin errores. Los lusos estaban tan sorprendidos como nosotros por el hecho de jugar casi todo el tiempo en el centro del campo o en el lado portugués. Borrascas incluso afirma que llegamos a estar a 5 metros de marca.

Los portugueses cometieron varios avanes, lo que nos dio bastante iniciativa en el juego.

Defensivamente no pasamos muchos apuros. Cubo placó como los titanes heterosexuales de la antigüedad. Batuta, como siempre, se fue a la guerra con cada balón que le dio Peti en negro, Julién sacó muy bien las touch. Intentamos un pescado en touch que salió bien.

Peti abrió balones rápidos a la línea donde Villegas hizo varias jugadas ensayadas. Incluso hizo una doble cruz falsa (la segunda iba a ser verdadera, pero en el último momento cambió). Lo que dejó descolocadísimos a los lusos. Pedro, Paco y Gabi se fajaron de la defensa rival. Y cuando eran parados por varios defensores se llegaba a limpiar el ruck.

Creo recordar que a Caturla le llegó un balón y corrió hacia marca con su característico codeo hasta que lo cazaron. Final de la primera parte. 0-0.

En la segunda parte los portugueses reforzaron su equipo con varios cambios, entre ellos una mole con escarcha en la cabeza de lo alto que era. Las cosas continuaron parecidas a la primera parte, si bien, poco a poco, la iniciativa comenzó a estar del lado portugués.

En defensa empezamos a sufrir un poco más. Porras hizo un placaje perfecto a la mole portuguesa que entraba en negro que cayó como un eucalipto talado por su base.

En los minutos finales los del eucalipto ardiente jugaron varias fases defendidas por nuestros tres cuartos. Con Pedro, Gabi y Paco en el suelo, cambiaron el juego de lado y ensayaron. 1-0.

Pocos minutos después los lusitanos abrieron a la línea. El balón recorrió toda la línea hasta el ala que ensayó. 2-0 Final del partido.

El numeroso público que se había refugiado en la sombra de las gradas del Estadio Universitario aplaudió.

Tercer partido contra los Veteranos de Badajoz (camiseta de franjas rojas y negras).

Según la programación deberíamos haber jugado contra el Arrasate pero hubo muchos equipos que no jugaron el último partido, por causa del calor o de la falta de efectivos.

El caso es que los del Goierri no aparecieron y en cambio en el estadio estaban los Veteranos de Badajoz y a Veteranos Ciencias de Sevilla. Les tocaba jugar entre ellos, pero por circunstancias que no estaban muy claras, no querían jugar su partido. (Después nos enteramos de que suele haber muertos en sus enfrentamientos).

El caso es que, como ambos equipos eran muy numerosos y tenían ganas de jugar apalabramos 10 minutos contra cada equipo porque nosotros ya teníamos muchas bajas.

Los de Badajoz son grandes y duros, con muchas ganas y oficio. Entraban con todo. Nos defendimos con todo lo que aún teníamos. Nos metieron dos ensayos. 2-0 Final.

Cuarto partido Veteranos de la Universidad de Sevilla (estos van arlequinados, verde, rojo, blanco, yo qué sé).

Jugamos otros 10 minutos con los sevillanos como obra social para que no se mataran con los de Badajoz. Se presentaron con un equipo tan competitivo y numeroso como los extremeños.

La jugada del partido merece quedar plasmada negro sobre blanco. Se inició el juego con melé a favor de Oldtaleza. Introducción de Gabi hijo que abre a Gabi padre que hace una cruz con Diego que se va entre la maraña de sevillanos. Essquivando, incluso una francesa del zaguero andaluz llega a marca y posa. 0-1.

No obstante los de la tierra del rebujito dieron la vuelta al marcador con dos ensayos. 2-1.

Los sevillanos son un equipo muy parecido a los extremeños pero más competitivos si cabe.

Completamente derrengados nos volvimos al hotel.

En la piscina del hotel los ojos se nos pusieron como platos cuando vimos al camarero subir cervezas a un grupo de alemanes. Fernando encargó también cervezas para nosotros. El camarero subió tres veces sin las cervezas. Fernando acabó discutiendo con el camarero y con el encargado. Nada más irse Fernando aparece Borrascas y dice:

-¡Joder qué calor! ¿No queréis unas cervezas?

Le explicamos que nos ha sido imposible conseguirlas y que incluso Fernando se ha ido a la habitación a llorar de frustración y coraje.

Entonces Borrascas coge el interfono, pide ocho cervezas. ¡Y se las suben!

Quedan muchas cosas que contar: el Lomu Blanco placando ingleses, Avelino de ala, tan intimidatorio, que no necesitaba ni placar a los contrarios, Mito que aparece con tres garrafas de cerveza después del partido contra Bristol…Ayerdi que dice:

-Por favor señor orco portugués, no me pegue más en la cabeza que estoy estudiando ingeniería y tengo que aprobar. Mientras Villegas se descojona.

Son muchas cosas las que se quedan en el tintero, pero como de alguna forma hay que terminar, sólo diré que ha sido un honor y un placer haber estado en Lisboa con todos vosotros.

Mucho rugby.

Jota

También te puede interesar...

peli

Las dragonas se van de vacaciones tras una buena temporada

Tras nueve intensos meses de competición, las dragonas comienzan unas merecidas vacaciones y con el …

Un comentario

  1. Releo la Jronica nuevamente y me vuelve a encantar. Visualizo los partidos, noto el calor que hacía en las tierras lusas, esos 51º que midió Porras en el césped el estadio olímpico a la hora de jugar contra los Guadianos.
    Ninguno Añejo se amilanó, todos atacaron, todos defendieron, fueron grandes partidos pero cortos de tiempo… quedamos para vernos otro día, con sus 40 minutos y sus Terceros Tiempos.

    Y las garotas danzan, al son de los pilieres bailan… Sí

    PD.: ¿Mi haka-tarta? Que me quede sin postre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *