S16 Rojo: Toca levantarse

XV HORTALEZA ROJO: 5 – ALCOBENDAS BLANCO: 48

Sucede que, a veces, a uno se le seca el ingenio y coge el cuaderno de campo, rumbo al Hortal, en busca de material inspirador que le dé materia prima para escribir unas líneas que queden en el imaginario de estos mozos que ahora minusvaloran el pasado y creen que no se acordarán de él cuando pasen unos años. Es el vértigo: no sabes cómo sacarás adelante la crónica sin engarzarla con una temática, con un personaje o con un acontecimiento relevante. Pese a ello, siempre piensas que a lo largo de la jornada lo que ves y lo que oyes harán que las teclas del ordenador bajen solas.

En este estado creativo he llegado al campo y, metido en la dinámica rutinaria de cada partido, mientras los dragones calentaban, hemos estado preparando el Tercer Tiempo donde hemos visto la buena maña que se daban Nacho, Rober, Maribel y Lourdes haciendo bocatas y hemos apreciado los buenos consejos y perfecta ejecución de Fernando Méndez cortando queso. Tercer tiempo rematado por un delicioso chocolate hecho por Maribel, muy del gusto de los jugadores que se agolpaban en torno a la olla donde humeaba el preciado dulce. Luego ha aparecido Henry, que hoy sustituía a nuestro delegado Fernando -de viaje turístico y con un ojo pendiente de su Smartphone por si llegaban noticias de la cueva del dragón- realizando la tarea administrativa con mucha solvencia y con su permanente sonrisa en el rostro.

Puntualmente empezó el partido y los dragones se multiplicaban en defensa manteniendo a Alcobendas en su campo, incapaz de ganar metros pese a su buen manejo de balón. La posesión del balón era granate y, tanta insistencia, acabó dando el fruto deseado: un ensayo en un buen contraataque tras una patada de Pablo, embolsada por un ala alcobendense que no se lo pensó dos veces e inició una carrera hasta la 22 hortalina y allí, con el apoyo de sus compañeros, posaron el oval en la zona de ensayo hortalina. 0-5

Se repusieron los nuestros y recuperaron la posesión del balón; en una gran jugada por el lado cerrado del ruck, ya me lo decía “Porras”, entrenador de sub 12 y de los Añejos: ”¡qué burros somos, en vez de cantar “Somos de Hortaleza”, deberíamos cantar “Semos de Hortaleza”!”. Pero esta vez la jugada resultó bien, se juntaron dos jugones: Pablo y Rober y entre los dos confundieron y burlaron a 4 granates y Rober consiguió un precioso ensayo. No pudo transformarlo Pablo: 5-5.
Antes del descanso, Alcobendas volvió a meter en serios problemas a nuestra defensa, que no daba abasto para frenar las acometidas de nuestros vecinos del Norte y al árbitro, que no encontraba el silbato -no juguemos con la polisemia- para pitar tanta desconsideración con el Reglamento. Consiguieron ensayar e irse al descanso con un incierto y esperanzador 5-12.

Otro día hubiera evitado escribir del lamentable segundo tiempo que han jugado los dragones, pero hoy creo que es muy conveniente hacer un poco de autocrítica porque han jugado la peor media hora en mucho tiempo. Hemos llegado a ver a un alcobendense recepcionar un kick off tras un ensayo y llegar hasta nuestra zona de ensayo sin recibir siquiera una “pegatina”, eso únicamente le pasa a un equipo que ha bajado los brazos y ha entregado el partido. Todo ha sido un despropósito: malísima colocación en defensa, casi todos agrupados detrás del ruck mirando el partido y dejando la línea totalmente desprotegida y, si hubiésemos contraruckeado -dada la abundancia de delanteros- tendríamos disculpa, pero es que ni eso; nos quedábamos esperando sus potentes ataques parados e intentábamos pararles yendo arriba: mal remedio; en ataque hemos estado también muy mal colocados, muy planos, recibiendo en parado y flojitos de manos, a esto hay que añadir la flagrante falta de apoyos en los rucks que acababan en pérdida del balón casi siempre. Es evidente también la ausencia de trabajo en el suelo: cuando nos placan, caemos y nos quedamos quietecitos en el suelo, al más puro estilo veterano, en vez de dar una vuelta, girarse o reptar con los codos. El lunes pasado los sudafricanos y hoy los alcobendenses han dado un recital en la técnica del chesting.

Con este panorama hemos ido encajando un ensayo cada 5 minutos hasta dejar el resultado en el 5-48 definitivo. Pero, más allá del resultado negativo, que es lo de menos porque a un equipo de primer año en la categoría, no se le pide ganar, lo preocupante ha sido la irreconocible imagen que hemos ofrecido y que nos debe hacer reflexionar a todos para que no vuelva a suceder. Tengo claro que los propios jugadores no han disfrutado nada ni se lo han pasado bien y eso es lo peor, porque al rugby se viene a pasártelo bien y para ello hay que luchar, placar, sufrir, ser solidario con tus compañeros y dejarte la piel en el campo; sólo así uno disfruta y hace disfrutar. Para obligaciones ya tenemos las 30 horas lectivas semanales del instituto; al rugby hay que venir “porque nos gusta y porque nos divierte”, que cantaba Coque Malla.

No me cabe ninguna duda de que lo de hoy ha sido un espejismo y, seguid el consejo de un poeta que un día escribió: ”Guarda tus mejores recuerdos y, si llegas a viejo, que te sirvan”. Vosotros dragones habéis jugado partidos memorables esta temporada y las anteriores, echad la vista atrás y rescatad vuestros mejores recuerdos, con ellos, volveréis a hacer de estos sábados de liga, sábados de gloria, sábados en los que seréis héroes, nuestros héroes de leyenda.

¡Aúpa XV!
Iñaki, con k

También te puede interesar...

En la dura meseta Castellana

…y por fin, nuestros veteranos supervivientes de las brasas del Hortal de hace dos fines …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *