Tres partidos distintos y un final inesperado. Añejos 3-Torrelodones 1

Torrelodon

Sábado 20 de enero de 2018. Cueva del Dragón.

Añejos XV Hortaleza 3- Torrelodones Veteranos 1

 

El sábado por la tarde había nada menos que 36 convocados para jugar un partido de 60 minutos contra los veteranos torresanos. Porras sacó la varita de Harry Potter y consiguió la cuadratura del círculo.

La gripe se llevó a Philip y a Juan Espinosa a la cama (cada uno a la suya, claro), y a Marabunta a urgencias pediátricas (su hábitat natural). Al final, por tanto, 33 jugadores a repartir en tres tiempos de 20 minutos: Villegas, Santi, Fernando López (que alguien le ponga un mote ya, por favor), Ayerdi, Lomu Blanco, Crespo Carpanta, Mito Menguante, Quesito Entrepinares, Pedro Maño, Begines, Pedro Andresen (o Lobo?), Julien, Papi, Joatajota, Jota a secas, Caturla, Asterix, Dani, Uru, Batuta, Paco, Jerome, Wally, Nando, Gabi, Juanpa, Geppeto, Vicente, Javier Sanz, Porras, Borrascas, Adolfo y Carlos Soler. (Espero no olvidarme de nadie)

Los veteranos de Torrelodones (torreznos, para abreviar), son un equipo nuevo y, por tanto, una incógnita. Al parecer ellos se consideran hormigas grandes, esto es; hormigones, pero la entomología les desmiente, ¿dónde se han visto hormigas de color amarillo y negro? Además, tampoco parecen especialmente abundantes para ser hormigas. Así que me barrunto que se trata de una especie distinta, invasora, carnívora, quizá avispones.

A primera vista los torreznos son el típico equipo de veteranos formado por 15 delanteros gordacos y añosos. Pero, a diferencia del típico equipo viejuno, no son nada broncos. Hacen su juego y dejan jugar.

Se apalabraron tres tiempos de 20 minutos con reglas de veteranos y un pase en 22. Y, al final, resultó que cada uno de los tres tiempos fue un partido distinto.

Además, los de Oldtaleza jugamos con tres equipos diferentes. Empezamos con un equipo con bastante oficio en la primera parte. En la segunda parte Porras comenzó a hacer cambios metiendo gente con menos experiencia. Y en la tercera parte Porras halló la Piedra Filosofal, y consiguió que jugaran todos y entrar él mismo en el campo; terminando el partido con un equipo completamente distinto del de la primera parte. Bueno, casi, porque Begines se coló en el campo aprovechando que Porras se ausentó de la banda para aliviar una urgencia natural.

Primera parte.

Pitido inicial de Pelu. Saque de los torreznos que no llega a 10. Se repite el saque. En las primeras escaramuzas los torreznos intentan abrir balones a su línea, pero, o no estaban muy precisos con los pases, o no tenían buenas manos, porque los balones se les acababan cayendo; lo que nos dio varias melés a favor.

Quesito sacaba los balones de la melé en largo a Villegas para jugar con nuestros centros. Teníamos la línea muy desplegada y el balón volaba hacia las alas creando mucho peligro en la zaga de los torreros que, dicho sea de paso, subían a defender bastante mal, abriendo muchos espacios por donde se colaban nuestros centros centros (Pedro Andresen y Uru), que varias veces rompieron siendo placados in extremis por una defensa no precisamente de hormigón.

Pronto comenzamos a acosar su línea de 22. Fruto de una melé esquinada en la 22 torrera se fraguó el primer ensayo de la jornada. Quesito abrió en largo a Villegas que, en lugar de meter el balón por dentro a Jota, que se había pasado y no estaba en juego, se la abrió a Pedro Andresen que amagó hacia el abierto para súbitamente, pillando a contrapié a la defensa que se estaba desplegando hacia el abierto, arrojarse por el cerrado sobre la línea e marca con dos torreznos pegados a sus tacos. 1-0

Estábamos cómodos en el partido, con poco trabajo en defensa debido a que sus jugadas terminaban en aván, lo que nos daba el balón, y los golpes que cometían los pateaba Villegas largos ganando muchos metros.

Los saques de touch, que era uno de los aspectos manifiestamente mejorables de nuestro juego y que hemos entrenado mucho, salieron muy bien; Jota hizo un par de saques en corto ¡que salieron bien! Y los saques en acordeón a nuestros saltadores Fernando López, Dani y Papi salieron casi todos bien a pesar de que la delantera hormigona tenía altura (con Bamby incrustado en la touch frente a nuestro primer saltador). Incluso robamos alguna touch contraria.

No obstante, la superioridad que en el juego no tenía reflejo en el marcador porque a nosotros también se nos cayeron balones claros en la línea, debido a que, al estar muy desplegada, los pases eran muy largos y Villegas y los centros empezaron a hacer esas florituras que tanto les gustan (cruces falsas, dobles cruces, tirabuzones, etc.)

Los torreznos pateaban todo lo que podían, patadas en defensa o pateando los golpes de castigo, lo que llevaban el juego hacia nuestro campo. En una de estas patadas defensivas Papi corrió hasta nuestro campo a coger una patada que no salió por la banda.

Casi finalizada la primera parte, el ala sudafricano torrero, coleta al viento, corrió a cojón salido la banda hasta nuestra 22 donde fue placado. El ruck lo jugaron en negro hacia el banderín chocando contra nuestra delantera, bien posicionada, a 5 metros de nuestra marca. El segundo ruck lo volvieron a jugar en negro, pero esta vez hacia el abierto. Fernando, el hermano de Bamby, posó el balón arrojándose a los pies de los dragones achacosos que defendían la línea. 1-1.

Con poco tiempo, los hortalizas llevamos el juego nuevamente a la 22 torrera pero no conseguimos el ensayo para ponernos por delante.

Fin de la primera parte.

Fue como ese partido que vas ganando por la mínima pero jugando con mucha superioridad y terminas con un empate en el último minuto. (Los israelíes del EGOR, por ejemplo).

Las consignas del Mister fueron claras en el descanso, juntar la línea para que los pases fueran más cortos y jugar fácil toda la línea.

Segunda parte.

Con tablas en el marcador sacamos hacia el campo de Torrelodones y comenzamos a apretarles. Los torreros siguen intentando patearlo todo para intentar alejar el juego de su marca.

Siguiendo las instrucciones de Porras nosotros jugamos balones rápidos y claros a la línea. El balón voló por la línea hasta Nando que rompió la línea hormigona por el centro dentro de 22. Tuvo opción de ensayo claro bajo palos, pero buscó un pase en 22 que la defensa torrera le tapó. Al final no ensayo.

No obstante, pronto se quita la espina porque prácticamente en la siguiente jugada Borrascas relanza el juego, es placado en campo torrezno, y el ruck que se produce se relanza por la línea (Uru, Gabi?) que dan el pase a Nando que esta vez sí que rompe la defensa y ensaya. 2-1

Los Viejos Dragones desplegamos las alas del buen juego y seguimos creando peligro. El tercer ensayo llegó de forma parecida al anterior, con un balón que recorrió la línea hasta (Jotajota Gabi?) que le dio el pase en 22 a Javi, que ensayó prácticamente en el banderín. 3-1.

Siento no poder ser más específico con los que dieron el pase ganador en estos dos ensayos porque ocurrieron más allá de donde alcanza mi vista de dragón geriátrico.

En general en la segunda parte se vio clara superioridad Añeja.

Fue como en los partidos que juegas mejor y ganas.

Tercera parte.

Los cambios que Porras fue dosificando durante la segunda parte se convirtieron en masivos en la tercera, de forma que el equipo se transformó completamente; entraron todos los que no habían jugado, Porras incluido.

El partido parecía totalmente encauzado, pero, de repente, todo cambió.

Por un lado, los torrelodonitas se dieron cuenta de que no estaban sacando nada en claro de las touch, así que dejaron de patear y comenzaron a jugar a la mano con la delantera para ir ganando metros poco a poco. Y por otro lado, Pelu empezó a pitarnos una ristra de golpes en contra (13 según la contabilidad del Lomu Blanco) que convirtió el partido en un choque de delanteras.

El juego se endureció, con mucho placaje de delanteros. Por cierto, que Fabio hizo un placaje espectacular a Bamby y Juanpa sacó del campo al sudafricano amarillo.

Dani fue protagonista de la jugada del partido, un balón confuso llegó a manos de Quesito en mitad de campo que se lo abre a Dani que corriendo de lado deja atrás a la delantera y rectificando la carrera hacia palos con una zancada impresionante deja atrás a toda la línea de los hormigones. Se recorre el campo torrero entero seguido por dos amarillos y con dos apoyos en el abierto; Gabi cerca y Javi en el banderín. En la línea de ensayo Dani dio el pase. En lugar del pase corto a Gavi hizo media avelina por encima de Javi en el banderín.

Los que entendemos el lenguaje arameo de los sordos, no podemos repetir aquí los dicterios y funciones fisiológicas que mentó Gabi cuando Dani no le pasó el balón; porque esta jrónica no se podría publicar. En cualquier caso; no ensayo.

De hecho, el marcador no se movió en toda la tercera parte.

El juego en la tercera parte fue más igualado; los negrigualdas entrando al choque y avanzando metro a metro, nosotros sin abrir ni un solo balón a la línea y Pelu pitándonos un golpe tras otro.

Fue como esos partidos contra industriales en los que te esconden el balón y entras en su juego.

Final del partido. 3-1 Pasillo, foto conjunta y ducha fresquita.

Y un final inesperado.

Después de jugar un partido muy divertido, limpio y sin lesiones. Después de darnos una maravillosa ducha de agua fría. ¿Qué quieren los Old Dragons? Comer y beber. Contarse batallitas y lances del juego con el equipo contrario. Cantar alguno de nuestros famosos cánticos. Vamos, lo que en el mundillo del rugby se llama tercer tiempo.

Los Añejos del XV Hortaleza, como anfitriones, invitamos al equipo contrario por haber venido a nuestro campo a jugar. El tercer tiempo estaba organizado con mucho tiempo de antelación en un local con cerveza y comida en abundancia.

La primera sorpresa desagradable fue que el tercer tiempo fuese en la p calle porque el local estaba muy lleno.

Pero el final inesperado se produjo cuando en pleno himno del XV Hortaleza se presentó la policía provocando un cánticus interruptus. Así que, los torreznillos se fueron a casa con la intriga de lo que tenemos debajo del pantalón.

Cuando les echemos la revancha les terminaremos la canción.

Ha sido un verdadero placer jugar con todos vosotros al rugby.

Mucho rugby.

Jota.

También te puede interesar...

El 12 de octubre festejamos con Rugby en Pozuelo

Ya es casi tradición, pasar la mañana del 12 de octubre en los campos del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *