2019…¡Otro año maravilloso!

Los Añejos saben más por viejos que por diablos. Una de las señas de esta sabiduría es su organización. Siempre está pero no se nota. Bajo la capitanía de Paco “crosscountry” han surgido grupetos por áreas; el equipo técnico se encarga de los entrenamientos y juego, los fenicios se encargan de las cuentas, la comisión de festejos prepara concienzudamente los eventos, la fotografía está en manos de un grupo de especialistas, en el que gracias a dios, Mito no ha sido admitido. También tenemos un equipo de redacción de las crónicas que fija la realidad de lo que pasó, porque nuestra memoria no guarda registro de lo ocurrido.  Incluso tenemos una comisión secreta de motes (COSEMOS) que se encarga, capucha en rostro, de poner motes a los nuevos para que este grupo parezca un equipo de rugby de verdad. Con esta organización, los Añejos funcionan como una locomotora.

El colofón del año es el partido del sombrero. Y este año ha sido multitudinario. Más de ochenta personas nos hemos juntado para que un tiempo soleado que deshelaba el rocio mañanero nos acogiera. Por allí se pasaron las leales Kalesis ; Pilar, Virgina, Angi, Reve, Lore, Bea, Cani, Sara, Paz, Lur y Mara (espero no haberme olvidado de ninguna porque se me cae el pelo) que siempre dan un toque de alegría y distinción al grupo.  El tocata ha estado lleno de gorros estrafalarios, colores, niños, niñas, sombreros de renos, risas, sonrisas y carreras, … Cuatro equipos se han dado cita en el Hortal el Rojo, el Negro, el Blanco y el Amarillo.

Y hemos visto de todo… jóvenes atónitos ante una jugada maestra de Elias con un segundo balón, Gabi manitas que ha conseguido ser el único expulsado a nivel mundial de un tocata amistoso por placaje peligroso, carreras enormes de niñas minúsculas, arranques minúsculos de hombres enormes, roturas de lineas inexistentes, ensayos fantasma, equipos de diez que eran en realidad trece o catorce… Y ahí jugábamos todos, hasta los menos asiduos;  Porras a arbitrar, Uru a no entrenar, Mati con la camiseta de Cubo, Mara desde el banquillo… incluso un nutrido grupo de [email protected] del Viso a los que agradecemos desde esta tribuna su presencia.

Quizás no hemos sido conscientes de un pequeño acto que, como un trueno silencioso, posiblemente haya hecho que las cosas hayan vuelto a su jerarquía natural. A las 12:00 del 4 de enero, un cohete llamado Cuqui ha roto la barrera de los tiempos y ha puesto orden natural en la jerarquía de las edades. Detrás, en ese sprint de 50 metros, a mucha distancia y más diferencia temporal, quedábamos los humanos. Según la agencia antidopaje el 83% de los Añejos la carrera han dado positivo. Las alegaciones presentadas de que su bioquímica natural es así, será examinada por el TAS que decidirá el resultado final.

Y el día ha tenido como colofón una magnifica Gala de Añejos. En el txoco de Jota no cabíamos entre Añejos, niños y Kalesis pero había más comida que personas. Cánticos, chanzas, nuevas risas, comentarios, el omnipresente altavoz musical de Carlos Oler…. Merece la pena hacerse con el video pirata de la Gala preparada por los capitanes Uru y Paco Crosscountry. Es la antología del disparate. ¡Pídele el enlace a cualquier Añejo que conozcas! Y entre los reconocimientos que hizo el capitán, resaltamos el que hizo a las Kalesis por su magnifica labor de inclusión e integración social que están desarrollando con el Uru.

Y una pequeña reflexión final de este cronista que ha sido testigo de la evolución y desarrollo de este equipo desde su origen allá por 2011. Una extraña virtud de este equipo y quizás la razón de estar obteniendo grandes resultados tanto en el campo como en lo social es su capacidad para asimilar y potenciar las buenas cosas que se le van apareciendo en su singladura; los nuevos, las nuevas Kalesis, Soldadito, Hotdog, Glober, Airón … han sido este año testigos.

Enhorabuena Añejos. En nombre del equipo de cronistas, ha sido un placer registrar lo que ha ocurrido en 2019. Para 2020, seguiremos a pie de cañón, e invitamos a unirse al equipo de cronistas a cualquier espécimen con pinta humana que lo desee para seguir fijando lo que pasó, incluso si está lleno de delirios de la imaginación, mientras siga siendo nuestra propia interpretación de la jugada.

Aúpa XV
Texto: El Ciclón del Hortal

También te puede interesar...

Este sábado a las 16:00 todos #SomosDragones luchando por el ascenso a DHB

El campo de Las Lagunillas en Jaén va a ser el escenario este sábado a …

Un comentario

  1. antonio guisado molina

    Muchas gracias a vosotros sois geniales como siempre.
    Gracias por invitarnos.
    LOS [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma