Crónica: Torrelodones 0-15 XV Hortaleza. Los añejos se hacen grandes

Estaréis conmigo en que al rugby veterano en esta nueva normalidad le falta  solemnidad; nos hemos adaptado a unos preliminares poco ceremoniosos o ¿acaso no os acordáis de esos intensos olores a bálsamo de fierabrás  o de esos brebajes traídos de lejanos lugares por el Normando y que trasegábamos sin pensar en nuestro vestuario? Nos hemos hecho a llegar al campo cambiados de casa y ponernos de inmediato a la faena de preparar nuestros decimonónicos cuerpos para la batalla sin boato ni oropel.

Tras una pedagógica charla con el árbitro y guardar un minuto de silencio, el oval ascendió al cielo de Torrelodones y el equipo local, los bravos  Torreznos, empezó a percutir contra nuestros delanteros, vestidos hoy de gigantes, con verdadero ardor guerrero, pero lo único que consiguieron fue despertar al dragón que llevan dentro y, de inmediato, Fernando López robó un balón y convirtió un espacio en una vía de evasión acompañado por los tres cuartos que se presentaron en la 22 amarilla en un abrir y cerrar los ojos. 

Esta jugada marcaría el devenir del partido: intensidad defensiva, buenos placajes y rápidas subidas a presionar; ingredientes que  nos hacían obtener buenos balones y ponerlos a disposición de nuestra veloz e incisiva línea de tres cuartos. 

En un robo de una touch, Marcos sacó su cubilete de prestidigitador e hizo llegar la ovalada hasta Borrascas, que rompió la línea defensiva, entró en la zona de ensayo y le cedió el balón a Donaire que llegaba al apoyo desbocado y sin freno. 0-5.

Nuestro juego fluía y los delanteros mantenían las familias bien colocadas en el campo y los  tres cuartos daban espectáculo, llegando incluso a ejecutar bien la jugada “Reina”.

Tras el primer descanso en el que los entrenadores, con buen criterio, movieron mucho el banquillo, los Añejos seguimos con nuestro plan de juego y, en pocos minutos, llegó el segundo ensayo a cargo de Borrascas, que goza de una vitalidad reverdecida con la primavera. 0-10. Permitidme un anuncio de servicio público que hasta hoy desconocía: el Ciclón del Hortal gusta de aceptar cargos inútiles y el último que ha engrosado en su lista es el de “Defensor de la Añeja”.  Así que se acabaron las excusas maritales para no entrenar o no jugar: que pidan cita previa con el Ciclón y asunto solucionado. 

El carrusel de cambios no desvirtuaba el juego hortalino y todo el mundo se acoplaba al sistema de juego dando oxígeno y vigor al equipo y dejando perlas para disfrute de la grada.  Los insistentes Torreznos que, una y otra vez, jugaban sus balones con criterio y habilidad, se vieron incapaces de atravesar la cortina defensiva añeja. No lograron entrar con el balón controlado en nuestra 22 en ningún momento del partido. Ahí queda eso.

El tercer tiempo del partido iba a tener un nombre propio y unos cuantos motes: Vicente, “Candyman”, “Muslitos”….que, después de 5 años en el equipo, ha logrado posar el balón en la zona sagrada de Torrelodones, tras unas cuantas fases espectaculares de nuestra delantera. 0-15. Al ensayo le sumó buenísimos placajes, mejores percusiones y hasta un alarde técnico en una descarga de balón que, si hubiera llegado a las manos de algún añejo, habría hecho emocionarse a la grada del Antonio Martín.

Vivimos un momento inolvidable en este cuarto: Papi y Elías, 118 años entre los dos, salieron juntos al campo. Papi, que ha jugado un partido inolvidable, se ha llevado un balón firmado por todos para celebrar su primer +60 y los 10 años desde su debut. Enhorabuena, compañero.

El cuarto tiempo transcurrió en campo de Torrelodones, con alternancia de posesión del balón y con una gran defensa. El único pero fueron los golpes de castigo en los que incurrimos, aunque hoy hemos conseguido erradicar del campo la sabrosa plática y contener nuestra verbosidad con el árbitro al que no le cuestionamos nunca sus decisiones. 

Así, llegamos al final del partido y, tras el preceptivo pasillo, cantamos bien alto el “Somos de Hortaleza”, nos fotografiamos con los Torreznos y, en un corro bien apretado, recibimos las palabras de Fabio y Rafa, nuestros entrenadores: “hemos visto a un EQUIPO jugando al rugby, lo habéis hecho de p…. madre”. 

Tenían preparada una buena nevera los Torreznos y, fuera del Polideportivo, hemos compartido un tercer tiempo con ellos en el que Elías ha conducido nuestra Haka “María de la O” y Vicente, en un alarde erótico, ha cumplido con una tradición del rugby veterano: quedarse corito con gracia y estilo.  Antes de las siete de la tarde hemos dado por finalizado este estupendo día de rugby, aunque  a las horas en que ultimo esta cróñiga, finalizado ya el Estado de Alarma, seguro que algún Añejo seguirá de celebración por esas calles y terrazas.

Formaron parte del XV Añejo: Pepelu, Batuta, Julián-nos ha durado más de 5 minutos-; Juancho, Joseba; Donaire, Fernando López, Nacho –que hoy ha testado la dureza del campo con su rodilla y nos ha mandado una foto escalofriante de la misma confirmándonos que no es nada grave y que estará con nosotros en el cuadrangular que nos espera en 3 semanas-, Meñique, Renacido; JJ, Avatar; Pedro Andresen, David Boy; Borrascas; Quique, Jackson, Colme, Valeriano, Cuadrado –que ha debutado hoy con nosotros con una buena actuación-, Vicente, Andrés, Paco, Trooper, Teacher, Jaime, Papi, Pablo Tsunami, Cabanillas, Santi- que ha tenido que entrar dos veces en una al partido-, el Presi, Begines, Antonio –también debutante con nosotros- y un servidor. 

Fabio y Rafa han estado al mando de la parte técnica con buen criterio repartiendo minutos y atendiendo necesidades. Pilar, Khalesi y Añeja, nos ha dedicado su tiempo y buen hacer para que podamos disfrutar del reportaje gráfico en breve.  No han faltado en la grada nuestros compañeros añejos Mito, Jota, Fierro –cada vez más cerca de volver a jugar-, Astérix y Villeguitas –vestido de corto por si acaso-.  Tampoco me olvido de Añejas y Khalesis que nos han animado desde la grada como Carmen -la Santa- Mara, Raquel, Noelia y Hugo, que ha visto a su padre ensayar. Espero que no se me olvide nadie, mis disculpas de antemano por si ha ocurrido.

“La realidad necesita de una ficción que la vuelve más habitable”. Rescato esta frase que ilustra mucho lo que hemos vivido todos esta tarde, el rugby nos une y, días como hoy, ayudan a endulzar nuestras vidas con terrones de felicidad.

¡Aúpa XV!

Texto: Ñigo  

También te puede interesar...

Jornada Final Sub12: Una categoría y un solo equipo

Fotografía: Fernando Rodríguez Larios Somos conscientes de nuestras limitaciones físicas, no somos lo más grandes, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma
error: Content is protected !!