Cuando el viejo dragón despertó, el oval seguía allí


Añejos 5-Sotosaurios 1, en Hortaleza.

img-20161119-wa0010

Cuando el viejo dragón despertó el oval estaba allí.
¿Qué había perturbado el largo sueño del dragón?
Una manada de 17 sotosaurios irrumpía en el Valle del Hortal para disputar a los Hortaleza Old Dragons la posesión del oval.
Los sotosaurios son saurópodos cazadores carroñeros del mismo orden que los indusaurios pero de morfología más ligera y menor longevidad. Despliegan un juego que autores como Porras, entre otros, denominan “veterano clásico” con 15 delanteros. Llama poderosamente la atención que sus escamas cambian de color y tanto puede ser verdes como coloradas, manifestando lo que los psiquiatras denominan trastorno de identidad disociativo ya que se pueden presentar tanto como “Doctor Sotosaurios” o como “Mister Dura Lex”.
Cualquiera que sea el color con el que se presente “Sotosaurius Lex” es un placer jugar con ellos, los partidos siempre son limpios, disputados y divertidos; hacen su juego y dejan jugar con verdadero espíritu veterano.
Salieron al campo con sus entrañables equipaciones “vintage” Juanpa, Gonzalo quesito, Wally, Ayerdi, Villegas, Ñigo, Cubo, Papi, Begines, Marabunta, Asterix, Porras, Jota, Peti, Físico, Julián Grande, Fernando Sin Mote López, Rafa Sin Mote Izquierdo y Paco Sin Mote Martínez (como digresión se ha de manifestar que es una auténtica vergüenza tener veteranos sin mote en Old Taleza). También estuvieron Philippe, Julien, Damien, Caturla y Marcus (que están exentos de mote por tener nombre francés o alemán, lo viene a ser lo mismo que tener mote). Fuera de programa también estuvieron Julián padre y Brasas que después de jugar liga en Puerta de Hierro contra el Atlético vino en la segunda parte a jugar con nosotros. Mención aparte para Crespo que jugó todo el partido con Soto (es vox populi que se trata de un corsario del rugby con triple o cuádruple personalidad) y Borrascas que arbitró enfundado en un inenarrable polar butanito.
Los dragones de Hortaleza son seres rocambolescos que se reproducen sin sexo (sí incrédulos, sí) y, a la sazón, el sábado presentaron su nueva camada: Juan Gafotas, Gabi y David. Además, David jugó su primer partido de rugby.
Dicen los viejos que en el antiguo Templo de Hortaleza se celebraban, en la noche de los tiempos, arcanos ritos de iniciación que incluían portentosas libaciones de cerveza, nudismo, aspersiones doradas y el canto ceremonial “a que no te quitas eso”. Hoy en día se ha simplificado radicalmente toda esa parafernalia y el ceremonial se limita a “coge el balón y corre”.
Porras con gesto de cura socarrón celebró en el vestuario una boda multitudinaria en la que asignó parejas para cubrir los distintos puestos en el campo, puesto que había añejos para formar dos equipos. Así, con el certificado de pareja de hecho y el bucal, salimos los dragones al campo para calentar nuestras conchas con el tibio solete otoñal que pobló las gradas de público.
Desde el principio se vieron dos estilos de juego radicalmente distintos en el Hortal.
Sotosaurios tiene un juego equilibrado, no exento de calidad (con muy buena conexión entre melé, apertura y ocho), pero muy previsible, basado en choque de delanteros y entradas de los centros. Sus jugadas terminaban pronto en rucks.
Como es bien sabido, los Añejos somos un equipo anormal y descabellado; formado por banda de viejos saurios voladores de línea y delanteros que todavía corren. Es por ello que nuestro juego se limita a la contención en delantera con una defensa ordenada y la salida de balones rápidos de calidad del melé al apertura para hacer distintas combinaciones ensayadas por la línea.
Con lo de las parejas de hecho es un poco lioso, pero creo que primero estuvieron Quesito melé y Villegas apertura, con ellos los balones empezaron a deslizarse por la línea.
Sin embargo el primer ensayo fue de Julián Grande que como un fénix calcinó cuanto sotícola se encontró delante y ensayó con la rotundidad de un gran delantero.
Pronto la ventaja se amplió con dos ensayos de línea, si no me equivoco Damién entrando con fuerza por el centro rompiendo la línea de defensa sotarra y otro de Rafa. Tres a cero y el partido estaba muy bien encarrilado. Después otra jugada de línea culminó en un tuya mía tuya entre Damién y Asterix en zona de marca. Ensayo de Asterix. Cuatro a cero.
Juanpa sacó las touch evitando las cumbres nevadas de la Montaña a nuestro saltador Físico que estuvo inconmensurable. En general cada equipo ganó sus touch, excepto en la segunda parte en la que Montaña palmeó un par de nuestras touch.
No puedo dejar de mencionar al juez de la contienda, Borrascas estuvo impecable, ¡qué autoridad! La delantera, que de ordinario parece una corrala de verduleras cacareantes, guardó un reverencial silencio ante la plasticidad del lenguaje no verbal de Borrascas. En todo el partido nadie puso objeción alguna cuando con pontifical parsimonia y ecuánime gesto magnánimo Borrascas concedía el oval a uno u otro equipo.
En la segunda parte el partido continuó con la misma dinámica, salió Peti de melé y de aperturas estuvieron, si no me equivoco, Gonzalo y Ñigo. En delantera seguimos defendiendo con orden y saliendo a presionar al melé y al apertura en las salidas de melé.
Después de un ruck a la derecha de nuestro ataque el balón salió limpio a la línea, y se deslizó con pases precisos hasta la zona de marca (creo que Paco, Fernando, Jota y ensayo de Peti). Cinco cero.
Gonzalo Quesito entró varias veces con la jugada “toma toma toma”, pero no se la da a nadie, se la come; supongo que está ensayado.
El público boquiabierto presenció jugadas que no salen ni en los entrenamientos; doble cruz falsa con los centros, redobles, cruz falsa con primer centro y cruz con segundo centro (¿bailarina?), con Ñigo desatado en un desenfrenado vals en torno al oval. Pura esencia All Taleza.
A medida que pasaba el tiempo Sotosaurios iban perdiendo efectivos que eran sustituidos por añejos con camisetas blancas, así estuvieron intercalados entre los de soto Papi, Paco, Villegas, Marabunta, Damien y algún otro.
En un golpe a favor Peti canto negro con Brasas, y Jota se la robó y entró al negro (Jota dice que pensó que el Peti se había equivocado porque Brasas no estaba, pero al levantarse resulta que Brasas sí que estaba). Brasas se quedó con tantas ganas que se fue al tercer tiempo con las botas de tacos puestas a ver si veía a Jota, pero como éste se disculpó Brasas se inventó que se había dejado las zapatillas en Puerta de Hierro.
Entre las pocas jugadas en las que los de soto se acercaron a marca fue cuando el ala de soto recorrió la autopista al infierno para llegar a la zona de marca y descubrir que no tenía a quien pasar; al final no ensayo de Soto y otra ocasión en que el Montaña en la banda opuesta se escapó siendo placado cerca de 22 por cuatro dragones al alimón.
A partir de entonces el tiempo se estiró como un chicle y los dos últimos minutos duraron hasta que Soto ensayó diez minutos después, con sucesivos golpes sacados a la mano de delantera siempre bien defendidos por los dragones. Culminando en una melé a cinco que pese a ser bien defendida fue posada por un sotosaurio en la línea de ingol. Cinco a uno. Final del partido.
Después de una energética ducha tirando a fría estrenamos el 70 en un tercer tiempo estupendo. Bien el yantar y bien el beber, pero sobre todo la acústica encandiló a Ñigo que enfervorizó a la tropa con sus jotas jocosas “ñigoñigo”, seguido de dos clásicos como son “eaea” y “ferrocarril a Laredo” y culminado con “los pilieres bailan”, sin réplica alguna por parte de unos sotosaurios al borde de la extinción.
Como mención especial Ayerdi fue nombrado por el capitán placador del partido.
La imagen impactante del partido el huevo de pascua en la cabeza de Cubo.

Jota.

También te puede interesar...

El Club necesita de tu colaboración

Delegados de Equipo y Ayudantes de delegado Para comenzar la temporada lo primero que se …

8 comentarios

  1. Todo un lujo formar parte de un equipo veterano que contó en el partido con 30 efectivos y que además hace un rugby animoso tanto dentro como fuera del campo . ¡¡¡ Va por ustedes señores !!!

  2. Muy buena crónica, Jota. Con esta crónica te has delatado como un gran cronista con cuyos escritos podremos recordar una y otra vez las hazañas y aventuras que los viejos del lugar vamos a vivir en nuestro equipo. A fin de cuentas, con lo que mas disfrutamos los viejos es recordando nuestras vivencias, verdaderas o inventadas, y regocijarnos con nuestros recuerdos. ¡Estamos todos de enhorabuena!

  3. Muy buena crónica Jota……parece k he vuelto a ver el partido

  4. J, devorando tu crónica he disfrutado más que jugando el partido. Gracias por este pedazo de literatura.

  5. Fue una tarde expetacular, estoy muy agradecido a los añejos.
    Qué deporte tan bonito, respeto, y humildad, sobre todo mucho respeto y la generosidad de poder trasmitirle a nuestros hijos todos estos valores.
    Gracias, gracias !!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma