Las dragonas disfrutan en su victoria ante Olímpico B

Foto: Mateo Llavero
Foto: Mateo Llavero

Había pasado un mes desde el último partido que disputamos, y había ganas. Éramos diecisiete convocadas, pero diecisiete con actitud son multitud. Antes de salir al campo, ya había algo de sangre de por medio. Iba a ser un partido duro y todas lo sabíamos.

El equipo local estreno el marcador con un a patada a palos por un golpe de castigo casi al empezar el encuentro. Pero esa ventaja duró poco ya que cinco minutos después, nuestra ala-zaguero, Iratxe, también conocida como la hija del viento, recibió el balón corrió, corrió, corrió y ensayó. Pili transformó.

Las locales, vieron que las delanteras de Hortaleza que no dejaban pasar a nadie, y tras varias fases, supieron aprovechar un desajuste defensivo en nuestra tres cuartos, escapándose y ensayando. 8-7. Poco después, Iratxe, recibió el balón y ensayó de nuevo. ¿Cómo fue? Nadie lo sabe de lo rápido que iba.

Los 20 minutos restantes de la primera parte siguieron siendo un bonito duelo con el balón siempre muy disputado. Se pudieron ver patadas, grandes placajes, carreras y quiebros por parte de las jugadoras de ambos equipos.

La segunda parte empezó igual de intensa. Tuvimos varias ocasiones más de ensayar, con Alba, Marta o Paula. Pero las chicas de Olímpico, lo luchaban todo y no era tarea fácil. Ellas también tuvieron sus opciones, pero se encontraban por un muro de gente, Carol, María, Isa, Elenita, Candela, Guti, Carmen, Ane (que no dejó de hablar inglés durante todo el encuentro), formaban una pared impenetrable.

La hija del viento, en una jugada en la línea con Lola, con otra de sus carreras logró escabullirse entre varias locales llegando a ensayo por tercera vez, y de nuevo Pili transformó.

El Olímpico no bajaba la cabeza y tras varias fases de ataque, su primer centro, consiguió romper la línea de defensa y posó, consiguiendo además la transformación.
El último ensayo del partido fue de las nuestras y llegó después de que Añija recogiese un balón que botaba por su zona, avanzó unos metros y fue placada en la línea de 5 por la zaguero del equipo blanco. Oli, nuestra nueve, abrió rápidamente el balón a Pili y esta, culminó, cerrando así el marcador 13-24. ¡Este último ensayo si que me lo sé muy bien, por lo que me toca!

Fue un partido que dejó alguna anécdota divertida como el no-ensayo de Pili y el choque a tres de Oli. Fue un gran encuentro y lo disfrutamos al máximo. También hay que destacar el estreno de una nueva dragona, Patty, que placó todo lo que le tocaba, e hizo parecer que llevaba haciendo melés toda la vida. ¡Enhorabuena y bienvenida! Y qué tercer tiempo! Croquetas, tortillas, empanada, cánticos, y presentaciones, muchas. Fue un gran día y lo disfrutamos al máximo. Un partidazo de los que crean afición.

Gracias equipo, gracias Olímpico. ¡Hasta la próxima!

 

Crónica realizada por nuestra querida María Gómez, ‘Añija’.

También te puede interesar...

Consigue tu entrada para el España-Classic All Blacks

El Club podría conseguir entradas para el partido España – Classic All Blacks que se …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma