Las Dragonas se proclaman subcampeonas de Madrid

Hay partidos en los que se gana, y otros en los que se pierde. Pero el sábado, el segundo equipo del Hortaleza femenino hizo las dos cosas.

Las de Primera División, se enfrentaron a un gran Majadahonda en la última batalla de rugby XV de está campaña. Y se trataba de una final. Quién ganase el encuentro, se proclamaba campeonas de Madrid.

Empezamos con las lagrimas en los ojos, por unas bonitas palabras de nuestro entrenador Kiko. Y con los nervios a flor de piel, saltamos al campo a disfrutar.
Fue un encuentro muy duro, empezaron las locales abriendo el marcador con un puntapié de castigo. Minutos más tarde, Waterpolo, una jugadora que debutó como dragona esta temporada, consiguó escabullirse de varias defensoras, llegando a ensayar sola bajo palos.N uestra nueve, Oli, transformó. Las rhinas ensayaron, transformaron y anotaron un nuevo golpe de castigo y nos fuimos al descanso 13-7.

Luchamos y defendimos todo lo que pudimos, pero Majadahonda fue superior. Su juego al pié, su poderío en melé y su rápidez en la línea, hicieron que las locales puntuasen hasta seis veces más en la segunda parte: una patada de castigo, tres ensayos y dos transformaciones. Cerrando el encuentro 32 -7 , y así nos, proclamamos, SEGUNDAS DE MADRID.

Tras finalizar, Kiko, y otra vez, todas con los ojos llorosos por las emociones encontradas, nos dió las gracias por haberle dejado disfrutar del partido, pero las gracias se las tenemos que dar nosotras.

Y luego, las chicas de Majadahonda nos invitaron a un gran tercer tiempo. Comimos, bebimos, bailamos y cantamos. En un momento, una de las chicas de Majadahonda empezó nuestro caracteristico “Sooooooooo…” y los dos equipos juntos terminamos de entonar el cántico de las dragonas.

Así que, según el marcador perdimos, pero también ganamos. En enero, este equipo dragonas cambiamos de categoría, sustituyendo a nuestras compañeras, en la mejor división de Madrid. Nadie pensó que este relevo fuese a ser suave, pero salvo un desliz con CRC, fuimos superiores a todos los rivales, llegando así, este fin de semana, a la Final. Un ejemplo de trabajo en equipo, y dedicación.

Escribe la cronista con la sensación de describir cosas que ocurrieron hace ya mucho tiempo, en la era pre-coronavirus. Sirva este escrito para registrar el final de una era, en la que disfrutamos de la atención generosa de nuestros entrenadores, del disfrute del aprendizaje en conjunto y del crecimiento de la amistad entre mujeres hechas y derechas ante la obstinada y absurda obsesión de jugar al rugby.

Comienza la era post coronavirus.

Gracias chicas, gracias entrenadores, gracias club XV Hortaleza.

 

Texto escrito por María Gómez, ‘Añija’

También te puede interesar...

El XV Hortaleza sigue unido durante la cuarentena

A toda la familia del XV! Lo primero queremos mandar todo nuestro apoyo, ánimo y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma