S10: Somos un equipo

Después de los excesos de unas largas navidades, los turrones, los regalos y el fornite, hemos vuelto a Orcasitas con las mismas ganas de siempre. Cuarenta convocados estaban inscritos para tres equipos, aunque lamentablemente las bajas de última hora nos dejaron sin cambios en Negros y Verdes. Pero no importa, como titula esta crónica somos un equipo, no un puñado de jugadores de intereses individuales, porque esa es la esencia y espíritu de este deporte, porque como en la vida todo suma, y nada se consigue sin esfuerzo y sobre todo nada se consigue solo, cada ayuda al compañero, a tu equipo, cada consideración de respeto al rival, al arbitro y a los aficionados, son puntos que no suben al marcador final pero si tendrán una recompensa en el desarrollo humano de nuestros dragoncitos.

Negro: somos un equipo y sabemos perder.

Se presentaba una jornada bastante dura, jugábamos contra los dos rivales más fuertes de Madrid en sub10 y solo teníamos un cambio. Primer partido contra un Liceo A, muy grandes y fuertes (como echamos de menos a nuestro Bosco…), y como llevamos dos entrenamientos

intentando salir a jugar al espacio, los niños que son máquinas de procesar información salieron mejor colocados con esa intención, pero el frio y el rival con una presión asfixiante con un arbitro novel (también en formación) permitiendo continuos fueras de juegos y sin marcar las distancias de defensa, desbarataron rápidamente este estilo, cometiendo muchas imprecisiones en pases y sin poder ganar la línea de la ventaja. Igualdad en el marcador hasta el descanso, dónde el cansancio hizo presencia y una lesión de Rodrigo nos dejó ya sin cambios. En definitiva un justo vencedor y un nuevo reto por delante. Primera derrota de los negros esta temporada, y ejemplar sensación de felicidad por haber entregado todo, sin reproches a compañeros, rivales y al arbitro, terminamos hablando que cosas habíamos hecho bien y que cosas mal para mejorar.

Segundo partido de la mañana, y enésimo partido contra Alcobendas A esta temporada, son partidos siempre muy disputados, se prometía un partido muy difícil. En las mismas condiciones del partido anterior, mismo frio, cero cambios, mismo arbitro y rival difícil, es decir, si no cambias algo en estas maquinas de procesar obtienes el mismo resultado (y no me refiero solo al marcador). Cuando hablas con un niño de 9 años de táctica o planteamiento en 5 minutos, aunque sean conceptos fáciles, al principio piensas que eres un poco imbécil porque tienen solo 9 años, pero cuando ves que han cogido la idea en el campo, te das cuenta de la madurez y talento de estos niños para este deporte.

Buen saque inicial de Alcobendas que entrega en carrera a su jugador mas grande, placaje made in Diego, ruck ganado, apoyos ofensivos siempre muy cercanos, juego penetrante y try. Son muy buenos en la evasión y se sienten muy cómodos atravesando “bosques”, talando árboles, en defensa mismo estilo apoyos defensivos cercanos siempre 4 o 5 con la familia del balón, pero fijando siempre a Ethan y Rafa fuera de los agrupamientos para cubrir el rápido juego desplegado de Alcobendas.

Rojo: somos un equipo y sabemos divertirnos

El equipo rojo se medía ante dos rivales que, a priori, se anticipaban muy duros.

En el primer partido, contra Liceo B, nuestros dragones salieron menos concentrados que en otras ocasiones y con falta de intensidad en las jugadas.

Aunque se posicionaron muy bien en el campo, les faltó intensidad en los placajes y luchar más en los rucks.

En su segundo partido, contra Alcobendas B, la situación cambió radicalmente. Salieron al terreno con más energía y coraje, ganando muchos rucks y presionando al rival en todo momento. Lamentablemente el marcador no hizo justicia, aunque sus sonrisas mostraban que se habían divertido y se sentían orgullosos de su esfuerzo.

Verde: somos un equipo y sabemos esforzarnos

Lucharon como jabatos, aguantaron todos los minutos sin quejarse ya que no tenían cambios.

Ni el frio ni los otros equipos que fueron totalmente superiores (claramente no eran de formación), no amedrentó en ningún momento a ninguno de los integrantes del equipo. Dar las gracias a aquellos de rojo y negro que nos echaron una mano para tener banquillo por si las moscas.

Firmado: Villa, Jorge y Gabi

También te puede interesar...

El XV Hortaleza sigue unido durante la cuarentena

A toda la familia del XV! Lo primero queremos mandar todo nuestro apoyo, ánimo y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma