S12: Ánimo y dragones a volar!!

Nos recibió Orcasitas con una mañana húmeda pero no excesivamente fría; después de un buen calentamiento, perfecta para jugar.

Empezamos la jornada con expectación, en esta ocasión el equipo de entrenadores decidió presentar cuatro equipos debido al éxito de la convocatoria; sin embargo, las enfermedades y ausencias hicieron mella en nuestros dragones y acudíamos a la jornada con el número justo de jugadores por equipo, en algunos casos con un cambio apenas.

Primero empezarían Amarillos y Verdes a las 10:00 y los entrenadores llevaban por dentro la ocupación y preocupación por la situación, cualquier accidente, golpe o imprevisto podía hacer que los partidos no se pudieran desarrollar con normalidad. Los Negros y Rojos calentaban para sus partidos dispuestos a echar una mano.

Sin embargo, el equipo de entrenadores mostró hacia fuera el buen humor de siempre, mientras impartía los ánimos y las indicaciones previas.

Los chavales hicieron gala de su compromiso y esfuerzo habitual. “Inconscientemente competentes” nos regalaron una buenísima jornada de rugby con resultados disparejos.

Amarillos: mejora continua

Tal vez fue el equipo que más notó lo justo de los cambios. Lo dieron todo como siempre e intentaron responder en todas las situaciones.

El primer partido con Alcorcón comenzó bien con un par de ensayos prometedores fruto de buena presión alta, apertura y juego de continuidad aprovechándonos de la velocidad de los alas.

Sin embargo, el rival despertó pronto de su letargo y respondió hasta superarnos a final del primer tiempo. En el segundo las fuerzas se igualaron con intercambios continuos. Al final nos superaron por un ensayo.

“Hemos jugado bien y ya está. Hoy toca perder pues no pasa nada”

En el segundo con Cisneros B, a pesar del resultado negativo, se vislumbraron detalles muy buenos: pases de salida de balón; en línea siempre la defensa, placajes. Segunda parte peor y hay que aprender que seguimos enchufados hasta el final.

“Pon una sonrisa que es sabado”.

A destacar: muchos de ellos tomaron responsabilidades en partido completo

A mejorar: cierta desorganización, normal por otra parte, y desconexión ante un resultado adverso.

Verdes: afán de superación

Jugar con Alcobendas nunca es fácil, equipos correosos y fuertes con línea de tres cuartos potente y delantera ágil e impredecible.  Pero los dragones verdes no se amilanaron y consiguieron un meritorio triunfo gracias a buenas jugadas de continuidad y la velocidad y potencia de nuestros alas.

En el segundo con Osos del Pardo se cerró el marcador. Un partido más relajado para ensayar también las fases del juego en que hay que pensar, levantar la cabeza y mirar para aprovechar los espacios, tomar  decisiones y ser capaces de leer el partido. Hacer el esfuerzo de pensar. Viendo sus espacios y jugando en equipo. Buscar los apoyos.

Fenomenales partidos de unos jugadores que van a más.

A destacar: gran respuesta a un primer partido exigente.

A mejorar: generalizar el placaje como herramienta básica de trabajo.

Rojos: buscamos amigos

Como dice Fermín de la Calle “…Esto es un deporte de amigos y a los amigos se les acompaña. Así que siempre hay que ir en apoyo del compañero…” Pues cada vez que veo al equipo Rojo es lo que transmite, alegría y confianza porque siempre hay un compañero apoyando la jugada. Estos chavales se compenetran muy bien y se nota partido a partido.

El primer partido sin problemas con Rivas y en el segundo con Alcobendas, más difícil y competido, el lanzamiento del juego en la fase dinámica siempre fue variada y consiguieron por lo general desequilibrar muy bien al contrario.

A destacar: imaginación y variedad del juego

A mejorar: salimos a mil, pausar y regular

Negros: siempre con intensidad desde el minuto uno hasta el final

Para el XV medirse con Alcobendas siempre es especial. Intentamos dar siempre lo mejor, y así es como progresamos, compitiendo y ensayando lo aprendido con buenos equipos que te pongan en dificultades.

Y esto es lo que sucedió, Alcobendas planteó una buena defensa presionante, para apoyarse en sus fuertes delanteros.

Debido a lo justo de nuestros jugadores, y a una sana intención del cuerpo técnico de que los chicos prueben otras posiciones, estrenamos bisagra con Dani de medio melé y Manu de apertura.

Presionamos  bien a por el primer ensayo. Se lo estamos poniendo complicado. Buscamos el ala. Oliver se estrena en las jornadas y en la posición. Cumplió de maravilla.

Subir la defensa. Meter hombro y placar. Melé en fase ofensiva. Apertura y rotura de la línea. Primeros dos ensayos. Alcobendas reacciona y presiona bien por el ala y ensayo.

En la segunda parte el partido entra en una fase de tanteo, donde las fuerzas se igualan. Nuestro equipo, gracias a una concentración extraordinaria consigue salir airoso de las jugadas de presión en nuestra línea de 5 metros. Conseguimos equilibrar su fase de ataque con buenas patadas para recuperar resuello y placajes de mérito – recuerdo uno tremendo de Guille. Al final les llevamos al límite y los dragones negros consiguen aumentar el marcador.

Fenomenal partido ante uno de nuestros rivales más exigentes. Pero siempre se puede mejorar: “Fijamos al que tenemos delante. Pescar mucho. No vale limpiar el ruck. Un paso más allá. Empujamos y repiqueteamos. Más balón al abierto y menos al cerrado. El balón tiene que llegar al ala”.

Después del buen partido con Alcobendas nos toca medirnos con San Isidro. Buen resultado también, aunque con sabor agridulce, buenas frases de juego con otras de menor intensidad, en la que nos dejamos llevar sabedores de nuestra superioridad. Rápidamente reacciona Jack: “Ellos intentan a hacer lo mejor posible para ganar y nosotros bajamos los brazos porque nos sentimos  mejores. Eso no puede ser, el rival se merece un respeto siempre y nosotros intentar ganar. Hay que darlo todo. En algún momento parecía un entrenamiento. El partido empieza minuto 1 y acaba cuando termina el partido.”

Así pues, de lo que sobró en el primer partido, en el segundo nos faltó a ratos.

Una vez aclarado y hablado com el equipo, el partido dejó buenos detalles, buena continuidad y preciosa jugada a la mano de Diego y Manu para terminar.

A destacar: equilibrio y saber estar. Control de la fase de riesgo.

A mejorar:  la intensidad y el esfuerzo no se negocia.

Como conclusión, esta jornada ha supuesto una gran prueba para los entrenadores (Jack, Gabi, Laura) por el número de equipos y lo justo de los jugadores. Al final se pasó con nota como nos acostumbra este equipo S12. Enhorabuena para ellos y los jugadores y jugadoras.

Estamos a mitad de temporada, queda la recta final, todo el equipo (entrenadores, jugadores, familias) han hecho un gran esfuerzo pero lo mejor está siempre por llegar. Los partidos son el colofón donde los chicos asientan y practican lo aprendido.

Como dice Jack: “Ánimo y Dragones a volar!!!”

Texto y fotos: Manuel Cabello

También te puede interesar...

¡Hagámos que nuestra solidaridad vuele con nuestros vecinos de Asociación el Olivar!

Como todos sabemos la crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus tiene una huella mucho …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma