Se juega como se entrena

xv b

OLALLA NEHME

El XV de Hortaleza femenino cosecha una derrota el pasado fin de semana en la segunda fase de la Liga Regional contra el segundo equipo del Olímpico de Pozuelo.

El partido comenzó con un susto para las locales, que recibían sus primeros 5 puntos en contra a los 5 minutos de pitido inicial. Parecía que poco a poco las dragonas iban despertando. De esta manera en el minuto 13, nuestro joven ala Isabel Romón, se colaba por la banda y conseguía, junto con nuestra polivalente apertura Ilenia Fernández, un marcador de 7-5 para Hortaleza.

Pero no era el fin de semana de las dragonas. En el tiempo restante hasta el final de la primera parte, las pozueleñas se cuelan 3 veces más para posar y transformar, dejando de esta manera una difícil remontada para las chicas del XV.

No sabemos qué tipo de motivación reciben las dragonas cada vez que llega el tiempo del descanso, pero cabe destacar que la segunda parte del partido poco tuvo que ver con la primera. Y a las pruebas me remito: 0 ensayos visitantes y 1 ensayo local, de nuevo a manos de Romón y una de sus espectaculares carreras, pero que finalmente no es suficiente.

A mencionar la buena actitud de las de negro, sabiendo ocupar siempre su lugar dentro del campo. Muy a destacar la valentía de algunas de nuestras veteranas, que lo están dando todo por este equipo, sin quitarle mérito a nuestras chicas llegadas este año que parece que lleven con nosotras toda una vida. Así tenemos pilieres que aprenden a sacar en una semana, aperturas que se convierten en talonas en medio de un partido… y un gran etcétera de actitudes muy positivas.

Vivimos en un mundo tan extenso que no nos queda más remedio que hacernos una idea de él a través de indicadores. El problema es que a veces cuesta analizar la realidad; nos fiamos a pies juntillas de esos indicadores y no reparamos en pensar cómo es la realidad que se esconde detrás de ellos, ni siquiera en situaciones en las que dicho indicador no hace justicia a la realidad. No voy a intentar engañar a nadie; el resultado del domingo pasado habla por sí solo: 12 -26 para Olímpico que, durante todo el partido fue superior. Pero lo que quiero que también quede claro es que no nos merecemos esto. No nos merecemos jugar a un 40% de lo que sabemos hacer, de lo que entrenamos Lunes, Miércoles y Viernes codo a codo al lado de tías que nos pegan antes y después de pegarse en la máxima categoría del rugby femenino de este país. Dejo un poco de lado la parte descriptiva de una crónica que hace referencia al partido porque creo que es más necesario que nos tomemos un respiro y nos paremos a pensar; echando un ojo al equipo titular que salía, al banquillo que esperaba ansioso el momento de salir al césped de su casa a hacer lo que más les gusta hacer un domingo día del padre, o recordando el nivel de entrenamientos que estamos teniendo, ¿Este es el juego que nos merecemos? ¿Es este el nivel al que queremos jugar? ¿No somos mucho mejores que eso?

A mi particularmente los indicadores me dan igual; pero no puedo decir que el resultado no hace justicia al partido. Lo que sí que mantengo es que no hace justicia al nivel que tenemos, a lo que sabemos hacer ni al tiempo que le dedicamos. Y con esto quiero hacer un último llamamiento a los miembros de mi equipo favorito, en el que me muero de ganas por jugar: bajad a entrenar, porque no somos un equipo de una o dos estrellas, somos como las luces antiguas de navidad, que si falla una, se quedaban todas sin luz. Pero cuando estamos todas… Entonces somos lo que nos merecemos.

También te puede interesar...

Elías Delso se proclama de forma definitiva Presidente del XV Hortaleza

Ya es oficial. La Junta Electoral ha proclamado definitivamente a Elías Delso Sanz, que encabezaba …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma