Una victoria para empezar con buen pie en División de Honor

XV Hortaleza

Se levantaba una mañana fría y soleada, perfecta para un encuentro tan decisivo como el que ocurría: se jugaba el primer partido de División de Honor de la temporada en campo hortalino, enfrentando a las jugadoras del equipo de GEiEG y a las dragonas.

En Hortaleza se palpaba la euforia, tanto en la grada como en el campo. Debido a esta euforia y estas ganas, el comienzo del partido estuvo plagado de golpes y fallos en torno a los rucks: a nuestras dragonas les estaban pudiendo las ganas y necesitaban más control. Aprovechando uno de estos fallos, la 10 de GEiEG abrió el marcador pateando un golpe cerca de nuestra 22. Las dragonas seguían sin canalizar correctamente todas esas ganas, lo que volvió a provocar una pérdida de posesión en un ruck que finalizó con un ensayo de la centro de Girona.

A pocos minutos de la primera parte las dragonas se plantaron varias veces muy cerca de la línea de ensayo de Girona, pero no conseguían puntúar: la gran defensa de GEiEG evitaba el peligroso ataque de nuestra ala “Cuki” y la melé se seguía midiendo las fuerzas. Finalmente, una melé hortalina provocó un ensayo de castigo que transformó Andrea “Amiga”, con lo que terminó la primera parte del encuentro 7-8.

Al final de la primera parte empezó a verse que las dragonas habían conseguido canalizar toda esa energía en productividad y la segunda parte fue una gran muestra de ello: Cristina Pan rompió la línea de defensa y en una jugada en la que demostró por qué es nuestra zaguero sobrecoordinada posó el oval en ensayo. “Amiga” volvía a transformar.

A 7 minutos del final, “Cuki” ensayó y “Amiga” volvió a transformar, como viene siendo habitual. Tras eso, las chicas de Hortaleza se relajaron, lo que llevó a varias situaciones de peligro que GEiEG aprovechó muy bien y que consiguieron acercarlas a la línea de ensayo de las hortalinas. Finalmente, culminó con una gran jugada de las de Girona que estuvieron a punto de ensayar en el último minuto.

Cocido de JuliánDesde aquí queremos felicitar a las debutantes en División de Honor y agradecer a las chicas de GEiEG por jugar un encuentro así y permitirnos jugarlo y, como bien dijo su capitana, demostrar el gran nivel que tiene la Division de Honor femenina.

Por supuesto, queremos dar las gracias a nuestro cocinero oficial y favorito, Julián Padre, que se marcó un cocidazo que dio de comer a los dos equipos, a la grada y a parte del extranjero.

Fdo: Rocío Dumartín

También te puede interesar...

El Club necesita de tu colaboración

Delegados de Equipo y Ayudantes de delegado Para comenzar la temporada lo primero que se …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma