Vestidos para triunfar

20170204_193209

¡Pero qué bien nos quedan las nuevas equipaciones! (Vestidos para triunfar)

JRONICA. Sábado 4 de febrero en la Cueva del Dragón.

Añejos XV Hortaleza 5- Rugby Rioja Gran Reserva 4

Aunque los partidos de rugby siempre han tenido tres tiempos; dos de juego y un tercer tiempo de exaltación de la amistad, hay, hoy en día, una tendencia minimalista en la que los partidos tienen dos tiempos de exhibición; de táctica, tatuajes, botas molonas, camisetas ajustadas marcando abdominales impecables y preparación física a lo Zé Josinho; mientras que el tercer tiempo se reduce a tomar una desangelada bebida isotónica, con cara de póker, antes de irse a casa.

A los viejos dragones de violeta espectral de Hortaleza esa moda postmoderna de jugar dos tiempos y pico nos parece ridículamente mezquina. Nosotros jugamos cuatro tiempos: tres de juego de 20 minutos y un tiempo adicional de seis horas en el bar que puede tener varias prórrogas.

Pero este sábado, como todo parece poco cuando se tiene pase de pernocta, Porras decidió ir más allá y añadir, por primera vez, un quinto tiempo previo de guerra psicológica; la activación.

La activación consiste en una activa labor de desinformación frente al oponente: primero se sale con una camiseta de un color distinto a la de juego, para despistar y después se ejecutan una serie de virguerías con el balón para acojonar al contrario.

Los riojanos, que venían en cuadro, pues sólo disponían de 15 jugadores, después de contemplar pasmados la exhibición de nuestra técnica de pase, se fueron al vestuario muy animados y convencidos de la victoria; porque, aunque la camiseta de guerra cromática es muy chula, no resultaba creíble que una banda que no aciertan un pase y que no saben ni contar, les fuesen a ganar.

No hay cosa que más guste a los veteranos Oldtaleza que los trapitos. Por eso había en el vestuario jolgorio generalizado; todos hablando de tallas, sisas, medias y braguitas: ¡Hay Mito que bien te queda el negro! ¡Que sí Fernando, que sí que entras, es que este año se lleva entalladito! ¡Rafa no sé por qué la has cambiado, te hacía más alto; 1,70 al menos!

No sólo estrenábamos la camiseta de activación que convierte a los dragones ultravioletas en furiosos dragones rojos, sino que estrenábamos la equipación negra, que nos da un toque más serio y estilizado. Atrás quedan los tiempos en la que los añejos eran 15 balumbos rumbosos y multicolores rodando por los campos, ahora somos turgentes embutidos y negros. Ya no sólo hay morcillas de Sotopalacios y de Aranda, también las hay de Hortaleza.

Así pues, felices como cochinitos salimos al campo con nuestras flamantes camisetas negras ajustadas a nuestros cuerpos jamoneros: Manolo Villegas, Jerome, Ayerdi, Jota, Ñigo, Papi, Rafa 68, Mito, Julien, Philippe, Wally, Gabi, Fernando Pampero, Gerión, Marabunta, Vicente, Cubo, Nando, Gonzalo Quesito, Elias, Ricardo la Leyenda del Lomu Blanco, Julián Padre, Justo, Pablo Begines,  Porras,  Juanes y nuestra nueva incorporación Santi Teka (espero no olvidarme de nadie).

Nuestros oponentes eran unos viejos conocidos Rugby Rioja Gran Reserva. La primera vez que jugamos contra ellos fue en el torneo de Indusaurios de 2012. En un partido mítico en el que los tuvimos encerrados en su 22 todo el partido. Los riojanos se defendieron de forma numantina, salvando, in extremis, una y otra vez su línea de ensayo. En el último minuto se escapó un riojano que se recorrió todo el campo. Ensayo y fin del partido.

La segunda vez que nos enfrentamos fue el año pasado en Logroño. Allí ganaron un partido bastante igualado que desequilibró cierto francés que parecía un cohete Ariane, que se escapó una y otra vez. Pero el disgusto no nos duró mucho porque después estuvimos en uno de los terceros tiempos más memorables de la historia de Añejos en una sociedad gastronómica de Logroño.

En esta ocasión los riojanos nos devolvieron la visita bastante justos de efectivos: Vinedo, Alvarito y Yontxu en la primera línea, Ramiro y Yac de segundas, Heidi, Cesar y Marcos de terceras, Willow de melé, Babas de apertura y en la línea Diego, Yote, Chema y Gaizka. Taleguillo de zaguero. De ellos todavía queda un puñado de supervivientes de nuestro primer encuentro.

A medida que los de púrpura fueron perdiendo efectivos debido a los lances del juego, se enfundaron la camiseta vintage de los vinateros, Santi Teka, que todavía no ha debutado con Añejos, Begines y Elías.

Arbitró Fuyi, que estaba en todas partes y lo pitaba todo; innumerables pantallas involuntarias, fueras de juego por doquier, entradas por el lateral, contraruck ilegal. Era la primera vez que arbitraba veteranos. Lo hizo bien, aplicando el reglamento con imparcialidad y a rajatabla.

Se iban a jugar tres partes de 20 minutos. Los riojanos, animados por la exhibición de nuestra impericia en la activación, ya estaban formados para iniciar 15 minutos antes de la hora. Así pues, empezamos sin más dilación, recibiendo el saque de centro.

La Roja (Riojana) de entrada demostró lo que es; un equipo muy veterano, con mucho oficio, duro en delantera, con una línea algo lenta en ataque pero bien posicionada en defensa y con un zaguero muy rápido que se incorpora al ataque con mucho peligro.

Nosotros empezamos, como siempre, faltos de nervio.

Al principio el partido se desarrolló por los cauces habituales, ambos equipos sacando las faltas a touch para ganar metros, en este caso los riojanos con la ventaja del viento a favor.

Las touch se disputaban palmeando el balón, la diferencia estribaba en que cuando ellos ganaban el balón bloqueaban la entrada de nuestra delantera, mientras que nosotros éramos muy permeables cuando ganábamos el palmeo; por lo que Gonzalo controlaba el oval siempre muy presionado por la delantera contraria o el melé.

Pronto tuvimos suerte y nuestra línea se escapó de sus marcas con velocidad llegando a ensayo. Ensayo de Gabi, creo. 1-0.

Tuvimos varias melés en campo contrario, pero ninguna se jugó a la tercera línea, Gonzalo las abrió a Villegas, y la línea comenzó a hacer todas esas bonitas combinaciones que hacen los tres cuartos; cruces falsas y verdaderas, entrada al abierto o al cerrado, todas ellas con el mismo resultado; el balón al suelo y posesión para los de rojo.

En las postrimerías de la primera parte  los riojanos escapan de sus marcas y ensayo de su zaguero. Fin del primer tiempo. 1-1.

En la segunda parte, los vinateros, dándose cuenta de la mayor contundencia de su delantera dejaron de jugarse patadas para disputar el balón en la touch,  prefiriendo cargar con la delantera o una melé estática. En sus cargas de delantera se llevaron todos los ruck y en los moul escondían muy bien el balón para salir haciendo tornillo y ganar metros. Ensayo del 8 riojano. 1-2.

En las melés riojanas el apertura varias veces hizo un pase demasiado corto, pero en otras ocasiones invertía el juego metiendo el balón al cerrado para la incorporación del zaguero.

Nosotros seguimos haciendo jugadas virgueras en la línea, siendo blanditos en el ruck y en el moul, sin placar nada de nada y perdiendo todos los balones en delantera incapaces de contrarrestar su contundencia y veteranía. Incluso Cubo fue placado por Papi, que surgió por un lateral. Cuajamos una segunda parte pésima. Fin de la segunda parte por debajo en el marcador. 1-2.

En el descanso la consigna de Porras fue muy clara, juego sencillo al abierto de la línea y nada de florituras. Efectivamente, nada más empezar, un balón caído tras un placaje lo agarra Quesito que abrió a la izquierda a Fernando Pampero, que a su vez lo abrió, ya en campo contrario, a Ricardo, el Lomu Blanco, que hace su tradicional carrera de 20 metros, seguido por el interior por el propio Fernando. Pasado 22 abre a Fernando que posa en el banderín pese a la oposición. 2-2.

Los Gran Reserva, lejos de amilanarse, siguieron con su juego de esconder el balón y entrar con la delantera al choque. El premio llegó con una entrada de su zaguero, que como una exhalación corrió pegado a la línea ensayando en el banderín, pese al placaje in extremis de Quesito. 2-3.

En la tercera parte pasaron tantas cosas que mi memoria no alcanza a relatarlas todas. El siguiente ensayo fue parecido al anterior pero en el banderín contrario. Partió de una melé en el centro del campo que sale limpia a Villegas que abre a Gabi, éste, a su vez,  se la pasa a Fernando que rompe a correr hasta 22 dándole el pase a Ricardo que ensaya. 3-3. Este ensayo pasa directamente a los Anales de la Historia del XV Hortaleza; ensayo con 62 años. Record absoluto de ensayo añejo.

Después una jugada de nuestra línea; Ñigo, Gabi, Villegas que la abre a Fernando, que corre hasta que le placan, momento en el que pasa a Gabi. éste corre hasta 22, Villegas se cruza hacia fuera, pase y ensayo en el banderín de Villegas. 4-3.

Pero, el partido no estaba encarrilado ni mucho menos, los de Logroño, ya con tres jugadores del XV en sus filas siguieron cargando con la delantera, avanzando metro a metro, hasta que tuvieron un golpe a favor en nuestra 22, mal defendida por nuestra delantera. Ensayo del pilier izquierdo de los riojanos. 4-4.

El último ensayo de los Hortal Old Dragons tuvo su origen en una intercepción del balón en la línea de los riojanos, Fernando cazó en oval y rompió por el centro corriendo hacia palos en su campo. Placado por el zaguero, le da tiempo a pasar a Gabi que ensaya. 5-4.

A falta de dos minutos los de Logroño sacan de centro con intención de jugar. Nosotros guardamos el balón en delantera. El tiempo se acabó en nuestra 22, acosados por una jauría de perros viejos, de Logroño; para más señas. Final y gracias.

Ningún lesionado en el partido.

Cantamos en el campo para celebrar una victoria muy trabajada.

Después de la tradicional ducha escocesa de la Cueva del Dragón nos fuimos al 70 a degustar unos cayos con garbanzos.

Si los riojanos son duros en el campo, en el tercer tiempo son temibles. Creo que Rioja es el único equipo, hoy por hoy, capaz de dar la réplica a cada uno de los cánticos de los Añejos. Así se sucedieron varios clásicos de los tiempos de mar y castaña con sus réplicas correspondientes. Ea-ea, Ñigo-ñigo, La prima Rosa de Santander, Zé Josinho (by Elias), etc

Desgraciadamente en el 70 había simultáneamente una fiesta de cumpleaños, lo que afectó muy negativamente a la acústica de los cánticos y al ambiente para los que querían ver los partidos del 6 Naciones.

Siendo así, nos vimos obligados a trasladar la fiesta al exterior con un “María de la O”. Como los riojanos bailaron “los pilieres bailan” tanto como nosotros y luego se marcaron un ferrocarril a Laredo; creo que es justo darles por ganado el tercer tiempo. Digamos 4-5. El año que viene les echamos la revancha.

Jota.

También te puede interesar...

Enhorabuena Carlos Fernández “Dompi”, nuevo Presidente de la Federación madrileña

El pasado 30 de octubre tras la Asamblea General, el candidato único Carlos Fernández de …

7 comentarios

  1. Felicidades Jota muy acertada la jronica. Eres un fenómeno.

  2. Echamos de menos a Susana en la banda. Jijiji

  3. Que bueno J.
    Cada vez te superas.

  4. Manuel Villegas

    La Rioja es uno de esos equipos con los que dá gusto jugar , caballeros del oval y duros como rocas …. A buen seguro que jugaremos mas partidos y en un futuro cercano .
    Jota , cada vez te vas haciendo mas con la estilográfica . Una excelente Jronica .
    Y si , echamos de menos a nuestra incondicional Susana y a todas las Añejas que una u otra vez asisten a los saraos . Esperemos a que cuando venga el buen tiempo empiecen a salir de sus escondrijos y de disfrutar de la familia Añeja al completo .

  5. Que pena que no hubieran venido más gente a vernos, habrían disfrutado de ver un partido rocoso e interesante hasta el último minuto.
    Y ni llovió, ni hizo frío, ni naaa

    PD: El chocolate para el próximo día.

  6. Buena crónica y mejor crítica para esa mente diabólica(Porras)para ese entrenador que terminara proponiendo un tutu malva para “activar”Espero poder debutar este domingo y no defraudar.

  7. Fernando (Uru)

    Gracias Jota por esta Jronica… Excelente… Me alegra saber que tu memoria se ha recuperado… jajajaja… Un partido de lo más interesante, muy duros en delanteras y rápidos en el juego de balón. Espero que nos volvamos a cruzar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma