¡Vuelve la Copa Vetusta!

Los ladrillos con los que se construye de un equipo de rugby son los jugadores, las equipaciones, los balones, los sacos de entrenamiento con sus conos, los aguadores, los entrenadores, si me apuras, …¡hasta el botiquín! Pero la argamasa del equipo la forma sus leyendas, sus historias; falsas o verdaderas, los lances inverosímiles, los cánticos, los apodos ingeniosos, los hitos, las gestas.. la Vetusta CUP es uno de los elementos identitarios de nuestra argamasa.

La Vetusta CUP, que no tiene nada que ver con el partido independentista catalán, es la Copa Vetusta, pero la llamamos CUP porque así queda mas guay. Pues este sábado vuelve la Vetusta Cup; herencia legada de nuestro Quesito – y que en Valladolid llaman Nosferatu – y que jugó con nosotros durante tres años se ha convertido ya en uno de los elementos que más aglutinan a nuestro equipo.

Ya sabemos que el Domingo 17 de Noviembre, la Vetusta CUP vuelve al Hortal. Porque la dinámica de la copa es que el equipo visitante va a buscarla y se la trae para su casa con la esperanza de que el año siguiente sea el otro equipo el que venga a buscarla. Solo se juega entre los OLD VRAC´s y los Añejos de Hortaleza. Esta vez la copa servirá como base para homenajear a “Isra”, un compañero recientemente fallecido de nuestros amigos los OLD VRAC´s.

Treinta y tres dragones iremos a Valladolid el sábado a recuperar la copa, al emblemático recinto del Pepe Rojo donde nos esperan hitos, gestas, y lances espectaculares para la historia de nuestro club. Uno curioso ya se ha logrado. Uno de nuestros avispados dragones ha descubierto que en el cartel del torneo que los OLD VRAC han elaborado, se halla como traslucido uno de nuestros cánticos identitarios y que con toda certeza volveremos a entonar, El Ñigo Ñigo. Buscando en los anales de nuestra ya vasta experiencia como equipo veterano, nunca un cántico nuestro había sido elevado a la categoría de cartel del encuentro.

Con treinta y tres jugadores, el espectáculo no solo está en el campo, en la banda habrá un buen número de dragones buscándose la vida para jugar un minutito más bajo la severa e imperativa dirección de Porras. Las triquiñuelas son un autentico derroche de agudeza e ingenio.

Así que si quieres ver en todo su esplendor el desarrollo de la Vetusta CUP, vente a vernos al Pepe Rojo, en Valladolid, el próximo sábado a las 17:30. ¡En el autobús de vuelta puedes flipar!

También te puede interesar...

Tras un descanso de la competición, las dragonas volvieron a los campos.

El primer equipo disputó en la tarde del sábado el primero de los tres encuentros …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma